• close
    ORURO, 21 DE OCTUBRE DE 2020

CAPUZ CULTURAL

Conversatorio de la Guerra del Chaco


Maurice Cazorla Murillo
EL FULGOR.com
ORURO
20 de octubre de 2019

timer 6 min. 50 seg.




Afiche de la Feria del Libro

Se ha vuelto una tradición asistir a la Feria del Libro en Cochabamba. Este año, gentilmente, pudimos ser parte a invitación de algunos amigos de aquella ciudad para poder compartir humildes conocimientos con un público que cada vez se interesa en la temática de la Guerra del Chaco.

El evento tuvo lugar en un pequeño Auditorio del campo Ferial de la Laguna Alalay, donde se realizó la Feria del Libro que se extendió hasta el 13 de octubre. Podemos mencionar que, como de costumbre las editoriales en aquella ciudad exponen lo último de sus publicaciones mostrando siempre novedades.

Debo destacar la participación del militar retirado José Antonio Gil que cada año nos trae novedades, en esta oportunidad dos libros que se vinculan con hechos históricos: uno, con el asesinato del Che Guevara y el otro con revelaciones de la muerte de Marcelo Quiroga Santa Cruz. Realmente, un stand muy esperado en la feria del Libro en Cochabamba. Los exigentes pudimos encontrar libros vinculados a la historia nacional muy poco difundidos.

El conversatorio, se organizó en el Auditorio “Néstor Taboada” del Pabellón de los Estados Unidos el sábado 12 de octubre. Cuatro ponencias, a la cual más novedosa, deleitó al público presente que llenó el auditorio. Toda esta organización se debe a la atención de Susy Castillo y Diego Rojas que prepararon con mucho esmero el evento.

El primero en ofrecer su exposición fue Álvaro Montoya, “El Chaco no tiene dueño”. Una presentación muy reveladora que el mismo confiesa podría afectar el más puro patriotismo. Su conferencia se ubica en antecedentes antiguos de periodo colonial a los Adelantazgos en la repartición de tierras. Acá se pudieron apreciar las tesis tanto boliviana como paraguaya para definir sus posesiones. Al final ninguno de los dos países tenia definidos sus límites territoriales promoviendo cuatro intentos para resolverlos, pero ninguno prosperó por el chovinismo o “patrioterismo” de cada uno de los países.

Una exposición que valió la pena apreciar por la calidad de investigación y a la espera de una pronta publicación más extensa que revele mayores detalles.

Los expositores Abel Canaza, Susy Castillo, Diego Rojas y Álvaro Montoya

En segunda instancia, fue Diego Rojas Castro quien tituló a su conferencia: “¿En qué batallas estuvo el héroe de la familia? (metodología del rastreo)”. Algo importante que debemos tomar en cuenta, es rara la familia que no haya tenido un pariente en la guerra del Chaco, y muchos de ellos no se conoce en que acciones participó ni a que unidades pertenecía.

Diego nos comparte que su trabajo se realizó por una investigación académica, recomendando a los familiares el uso de los instrumentos a disposición desde las Libretas de Desmovilización y una imagen fotográfica que puede tener información valiosa; el recluta o soldado tiene en muchos casos el número del Destacamento al cual pertenecían, por lo cual permitirá conocer donde se incorporó esta unidad.

Por otro lado, las listas de la Confederación de Excombatientes de la Guerra del Chaco son fuente importante para conocer sobre estos antecedentes. Se sabe que cerca de cincuenta mil ex combatientes se inscribieron a nivel nacional, sin embargo, muchos no lo hicieron por diferentes motivos y tampoco se encuentran quienes se quedaron en el Paraguay y los que fallecieron en combate.

Al no tener esta información se sugiere acudir al Archivo de historia Militar del Estado Mayor en la ciudad de La Paz donde tienen concentrada toda la información que incluye hospitales en Campaña, repatriados, prisioneros de guerra, partes de guerra, hojas de servicio, expedientes militares de procesados y diarios de guerra decomisados en el frente de batalla.

Con toda esta información, podremos conocer la actuación de nuestros familiares y tener el espacio de homenaje en nuestro hogar a nuestros ascendientes considerados héroes por haber acudido al llamado de la Patria.

Inmediatamente, la reconocida artista plástica Susy Castillo, nos ofreció una hermosa conferencia titulada “Un ángel con cara de mujer”.  La dedicó a todas las mujeres especialmente a aquellas que apoyaron incondicionalmente en la Guerra del Chaco. La situación de la mujer cambia completamente a partir de este conflicto bélico por los diferentes roles que tiene que asumir.

Se enrolaron en la Cruz Roja Boliviana que, para algunas mujeres después de la guerra se convierte en una profesión. Rompieron los estereotipos, trabajos dedicados a los varones fueron ocupados por las mujeres. Otras organizaron colectas y sociedades donde agrupaban a las Madrinas de Guerra que tenían una misión espiritual con el soldado a quien le prometían escribir.

Destaca el papel de Elsa Chopitea quien fue la primer médica a nivel de Bolivia y que en la Guerra alcanzó el grado de Mayor; la beniana Bertha Barbery que tuvo que vestirse de hombre para estar con su marido.

Conmovió mucho la historia de las mujeres en Uyuni, a quien esa ciudad le dedicó un monumento. Durante la guerra, el tren pasaba por aquella estación y las mujeres se organizaban para dar pan y café a todos los soldados que se encontraban en los vagones. Una labor humanitaria realmente impresionante.

Por otro lado, las religiosas como las hermanas de Santa Ana estuvieron inclusive en Fortín Ballivián atendiendo a los heridos.

La guerra dejó secuelas en las mujeres, tuvo que asumir roles que antes no las hacían, pues este hecho cambió para siempre la realidad del país.

Público asistente en el salón Néstor Taboada en la Feria del Libro de Cochabamba

En última instancia, tuvimos oportunidad de escuchar a Abel Canaza, con la conferencia “Madre Nazaria, una Santa en la Guerra del Chaco”. Nos compartió la historia de la Santa Orureña que durante la Guerra del Chaco se ofreció para ir al frente de batalla para apoyar a los heridos, escribió al mismo presidente Daniel Salamanca desde Lima, quien respetuosamente le respondió negando tal circunstancia.

Sin embargo, sus hermanas de la Cruzada Pontificia, actualmente Misioneras Cruzadas de la Iglesia, se iban a los cuarteles a apoyar con labores espirituales y atendiendo a los heridos en retaguardia. Nos comentó la interesante anécdota del periodista que le hizo una terrible campaña de desprestigio en la ciudad de Oruro y que le cupo atenderlo en el hospital en la ciudad de Cochabamba, el valor del perdón nos permite conocer la extraordinaria humanidad de nuestra Santa.

Luego de las conferencias, el público solicitó que se repliquen en otros espacios para difundir más estos aspectos. Notamos que el interés por conocer aspectos de la Guerra del Chaco se convierte en un tema vigente. Esperemos que existan otros espacios como este para difundir otros ámbitos más allá de la situación militar, diplomática y otros temas, de los cuales existe abundante bibliografía. Este conversatorio nos permitió conocer aspectos poco estudiados y no difundidos.

Como siempre, Cochabamba se convierte en anfitrión a través de la Feria del Libro. Otras ciudades como la nuestra tendríamos que emular, pero deberíamos comenzar por leer algún libro… por lo menos.

Soldado boliviano

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia