• close
    ORURO, 29 DE OCTUBRE DE 2020

Las FFAA estuvieron a la altura de grandes retos en incendios de la Chiquitania


Máximo Espinoza
EL FULGOR.com
LA PAZ
20 de octubre de 2019

timer 5 min. 45 seg.





Personal militar sofocando los focos de calor en la Chiquitania

Bolivia enfrentó los incendios en los departamentos de Santa Cruz, Tarija y Cochabamba con lo mejor del mundo en cuanto a aeronaves (aviones y helicópteros) para sofocar los focos de calor y las Fuerzas Armadas estuvieron a la altura de grandes desafíos, en al menos ochos semanas de incendios en la región de la Chiquitania para proteger la vida, los recursos naturales y el medio ambiente.

Para el ministro de Defensa, Javier Zavaleta  y el Comandante en Jefe de las FFAA, Gral. William Kaliman, fueron operaciones aéreas y terrestres muy complejas, en el marco del Plan Tajibo.

El mandatario boliviano, Evo Morales, expresó el orgullo que significó haber desplegado más de 5.000 operaciones aéreas y terrestres, y no haber tenido ni un solo accidente en todas las aeronaves.

Agradeció el esfuerzo de los más de 5.000 voluntarios civiles y extranjeros, bomberos, policías, militares y representantes de al menos 196 instituciones, además del apoyo de 15 países amigos que trabajaron por más de 45 días, para apagar en su totalidad los incendios forestales ocurridos en la Chiquitania boliviana.

El Ministro de Defensa; Javier Zavaleta, en conferencia de prensa

Se midió la valía de los militares

Para el ministro Zavaleta, en estas operaciones, se midió la valía, el tesón y el profesionalismo de los jefes, oficiales, suboficiales y sargentos del Ejército, Armada Boliviana, en especial de la Fuerza Aérea Boliviana, personal militar que se formó por años y generaciones en los institutos militares.

Se desarrolló una operación conjunta de las más grandes que se tuvo en los últimos años en Bolivia, donde la intervención de la FAB fue esencial y fundamental para el éxito de la misión.

Decenas de aeronaves desempeñaron diferentes actividades y donde siempre se vio cada día al personal militar, en al menos 5.000 operaciones, en un periodo de 8 semanas.

Los incendios de la Chiquitania amenazaron a decenas de miles de compatriotas y alrededor de 270.000 kilómetros cuadrados de bosques y recursos natrales, apuntó el ministro.

El Comandante en Jefe de las FFAA. Gral. William Kaliman en el Comando de Incidentes en Santa Cruz

Se preservó la vida

Subrayó que en las operaciones se preservó, sobre todo, la vida de los compatriotas y prueba de ello, es que no se tuvo que lamentar una sola baja del personal militar, ni una sola persona fallecida por efectos del fuego, ni una sola comunidad abrazada por el fuego, porque las FFAA estuvieron ahí, “in situ” al llamado de la sociedad y los municipios afectados.

A la altura de los grandes desafíos

Hemos estado a la altura de grandes desafíos, sin precedentes en la historia reciente de la Patria. El Gobierno, las FFAA, la Policía y otras instituciones estuvieron al llamado de la Patria y la sociedad boliviana para protegerla en un incidente de los más grandes que hemos tenido que afrontar en las últimas décadas, puntualizó.

El viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, entrega herramientas para controlar los incendio

Antecedentes

La intervención permitió reducir los focos de calor de 8.461 registrados el 17 de agosto a cero en la primera semana de octubre.

El 18 de agosto, el Ministerio de Defensa y la Gobernación de Santa Cruz coordinaron acciones ante la emergencia después de un sobrevuelo por la zona. Diez camiones cisterna de Defensa Civil fueron desplazados hasta el lugar.

Un día después, el Jefe de Estado confirmó el ingreso del tercer helicóptero para evacuar a personas afectadas de Roboré. El Gobierno preparó una gran cruzada de envío de ayuda humanitaria a los lugares del incendio forestal.

El 21 de agosto, la primera autoridad del país creó el Gabinete de Emergencia Ambiental para sofocar los incendios en la Chiquitania. Un cuarto helicóptero se sumó a las tareas de control de incendio con sistema bambi bucket.

La madrugada del 23 de agosto llegó a Bolivia el Boeing 747-400 SuperTanker, el avión bombero más grande del mundo que a partir de esa fecha sofocó incendios en distintas zonas de la Chiquitania.

El 27 de agosto, el Presidente sobrevoló la zona Otuquis para verificar el avance en la lucha para controlar el fuego y comandó personalmente el apagado de los brotes de fuego en la comunidad Santa Rosa y otras regiones.

Personal Militar en teatro de operaciones controlando los incendios

Asimismo, Morales inició el diseño de un plan para reparar los daños ocasionados por el incendio forestal en la Chiquitania y garantizó los recursos económicos que sean necesarios para ese propósito.

Posteriormente, se sumaron al combate contra el fuego el avión Ilyushin y el helicóptero Chinook; además de 17 helicópteros de menor capacidad de transporte, entre ellos, dos cedidos por el Gobierno de Perú; 7 avionetas y 260 vehículos para transporte de bomberos, 56 camiones cisterna y 26 ambulancias.

Los países que contribuyeron en esa tarea fueron Bélgica, Colombia, Japón, Canadá, Rusia, Francia, Argentina, China, Corea del Sur, EEUU, Inglaterra, Perú y Suiza.

A esa tarea se sumó el apoyo de Bélgica, Colombia, Japón, Canadá, Rusia, Francia, Argentina, China, Corea del Sur, EEUU, Inglaterra, Perú y Suiza.

Con lo mejor del mundo

Hasta el 6 de octubre Bolivia enfrento los incendios con lo mejor del mundo, por ello, se realizaron 2.056 operaciones, el Supertanker hizo 150 descargas arrojando 11.250.000 litros de agua, el Ilyushin 61 descargas y ha descargado una total de 2.440.000 litros. El total de agua descargada hasta el 6 de octubre fue de 24.776.137 litros.

Helicóptero de la Fuerza Aérea del Perú cooperó en las operaciones aéreas

Brechas

Se realizaron "21 brechas" para evitar la expansión de los incendios forestales con el uso de 22 unidades de maquinaria pesada.

Para evitar que se produzcan incendios se realizan patrullajes interinstitucionales y los "27 campamentos" asentados en los municipios afectados en esa región continúan resguardando las áreas asignadas.

Dijo que se empleó en ese tiempo 286 motorizados y aeronaves con el siguiente desglose: 176 vehículos militares, 40 carros cisternas, 25 ambulancias, 20 unidades de maquinaria pesada y 25 aeronaves que descargaron 17.937.229 litros de agua para sofocar los incendios.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia