• close
    ORURO, 16 DE OCTUBRE DE 2019

Renacimiento de los caminos de hierro

La Empresa Ferroviaria Andina transporta 100 mil pasajeros al año

Gabriela M. Ballester Oporto
EL FULGOR.com
ORURO
06 de octubre de 2019

timer 4 min. 54 seg.


Pasajeros subiendo al ferrobus hacia Villazón

La Empresa Ferroviaria Andina transporta cada año, unos 100.000 pasajeros desde Oruro, hasta Villazón, en la frontera con la Argentina, los ferrobuses unen e integran a poblaciones importantes como Atocha, Uyuni y Tupiza.

Los pasajeros disfrutan de un transporte moderno gracias a las innovaciones que la empresa introdujo dirigidas a los pasajeros nacionales y especialmente a los turistas.

Oruro, fue la primera ciudad boliviana en contar con el ferrocarril, impulsado por la explotación minera y del salitre.

En 1885, se firmó un contrato entre la compañía minera Huanchaca de Bolivia con el ferrocarril de Antofagasta para la construcción de vías férreas que unan desde la minera hasta el puerto sobre el Océano Pacífico.

Fue el presidente Aniceto Arce quien firmó la Ley del 29 de noviembre de 1888 para la construcción de los ferrocarriles en Bolivia y el 15 de mayo de 1892, la primera locomotora ingresó a la plaza de Armas de Oruro (hoy 10 de Febrero).

Una señora compra boletos.

Coordinación de Plantel de Estación

Al privatizarse este servicio el año 1996, durante el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada,  la Empresa Nacional de Ferrocarriles de Bolivia (ENFE), dejó de existir y en su lugar asumió el trabajo de transporte, la Empresa Ferroviaria Andina.

A partir del 2015 se tuvo un cambio de socios y administración que transformaron la historia que tuvo hasta ese entonces el ferrocarril. El gerente de relaciones interinstitucionales, Maichol Piñango, explicó que lo primero en lo que se había trabajado era el volver a levantar la autoestima y el comportamiento organizacional de la empresa.

Comenzando con nuevas alianzas y mejora de la logística, hasta ampliar el tipo de servicio que se ofrece a la población en general, Ferroviaria Andina no sólo renovó su imagen, sino que mantuvo el transporte de las exportaciones e importaciones, transporte de la población, inversión en mantenimiento de vías, creación de rutas, implementación del elemento turístico, y mucho más, han hecho que cada año se tenga un promedio de 100 000 personas utilizando este medio de transporte.

Piñango mencionó también que la idea del desarrollo de carreteras en el país no llegará a afectar a la Capital Ferroviaria de Bolivia, como es Oruro. Más bien, resaltó que las novedades que ofrecen, harán del transporte férreo una opción para poder disfrutar de una experiencia romántica y de transporte seguro.

Así también, se tuvo la adquisición de tres nuevas locomotoras 0 kilómetros llamadas “Sally” las cuales mejoraron el sistema de transporte de carga al innovar con esta maquinaria moderna el sistema que se tuvo por 40 años anteriores. La empresa entró en un proceso para ser reconocida a nivel internacional por la Organización Internacional del Trabajo al mostrar responsabilidad por el cuidado de su personal.

“Una foto para el recuerdo”

La estación lista para ver partida rumbo a Villazón.

LA MUJER

Actualmente, una mujer es la líder de la empresa. En América Latina esta es la segunda ocasión y la primera en Bolivia, en la cual una mujer es la encargada de toda una empresa de ferrocarriles. La gerente general de Ferroviaria Andina es Cynthia Aramayo Aguilar.

Responsabilidad Social

Se ha trabajado en recuperar el orgullo de ser ferroviario. Ferroviaria Andina tiene actualmente cuatro programas de responsabilidad social con sus trabajadores. Uno de estos es el fortalecimiento integral del trabajador y su familia. Incluyen el entorno completo del trabajador y dado que el 40% del personal tiene más de cincuenta años, este programa ayuda y sostiene la educación de los hijos y nietos de los trabajadores. Por otro lado, se tienen campañas de salud para las esposas de los trabajadores entre otros beneficios.

Otros programas de formación a nivel técnico y a nivel formativo ayudan al plantel a mantenerse al corriente de lo último en conocimientos que ayudarán a su rendimiento. Esto ya hizo que se reconozca al plantel de Oruro haciendo que el propio personal sea quien impartió sus conocimientos a miembros de la ferroviaria de Jujuy, la cual está camino a su reactivación.

Actualmente se tiene un nuevo enfoque de la empresa fijando como ruta de fortaleza el turismo. Al no ser un medio de transporte masivo como son los buses, el giro que tienen los trenes turísticos es mostrar una ruta más corta a una locación de interés para propios y extraños del país. Estos son el tren turístico a Machacamarca, que sale de Oruro hacía esa histórica población, cada primer domingo de cada mes; el tren desde El Alto a Tiawanaku y Guaqui, que sale cada segundo domingo de cada mes; además del Qamaqui, que es un tren urbano que recorre la ciudad de Oruro.

Piñango afirma que las cuatro frecuencias semanales hacia Villazón desde Oruro se mantendrán de manera fija incluyendo ahora cierto factor turístico, así como alianzas con hoteles.

Lic. Maichol Piñango, Gerente de Relaciones Interinstitucionales

El ferrobús sale de la estación de Oruro.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia