• close
    ORURO, 16 DE OCTUBRE DE 2019

Gobierno invierte $us2 millones en educación para acompañar la industria del litio en el país

Técnicos en litio, la nueva carrera que sólo se estudiará en Potosí

El Instituto Tecnológico del Litio, la incorporación en la Universidad Católica San Pablo- Regional Tarija, de la Carrera de Ingeniería de Energía a partir del año 2020, los diplomados y maestrías de la Universidad Técnica de Oruro (UTO) donde la currícula se enfoca sólo en el litio ahora deben aportar con conocimiento académico y técnico, por dónde debe ir la industria del litio en Bolivia.

Ruth Chuquimia Bustillos
EL FULGOR.com
LA PAZ
06 de octubre de 2019

timer 7 min. 56 seg.


Disposición de las baterías de iones de litio en un modelo actual, el BMW i3. Son ocho módulos, cada uno con 23 celdas.

Asustados y esperanzados, así vivimos desde que las sales de litio llamadas técnicamente baterías de ión- litio se metieron en nuestras vidas a través del teléfono celular, las notebooks, las tables y los miles de dispositivos tecnológicos que cada día llenan las vitrinas en los mercados y que utilizan el metal para su fabricación.

El litio, hace 20 años se sumó a las codiciadas energías alternativas uno de los metales más livianos y limpios que se tiene y que la industria ha incorporado también a la fabricación de vehículos eléctricos.  Con algo de retraso, Bolivia ingresó a la industrialización del litio con la Planta Piloto de Baterías de Litio de La Palca en Potosí, donde se encuentra el reservorio más grande de litio del mundo, el Salar de Uyuni.

Pero, como toda industrialización en los países de sud américa  está llegó sin la formación necesaria de recursos humanos, pues Europa, China, India y Estados Unidos, entre otros monopolizaron el conocimiento industrial, pero Bolivia está en la conquista de  la Industrialización con educación y para acompañar el desarrollo del litio inauguró en Potosí, el primer Instituto Tecnológico del Litio, con una inversión de  dos  millones de dólares  en la construcción de infraestructura y equipamiento, que incluye el componente de investigación.

“Entregamos el Instituto Tecnológico de Litio Boliviano en Potosí para la formación de jóvenes en ramas especializadas de cloruro de potasio, carbonato de litio, hidróxido y baterías de litio a nivel técnico superior y medio”, dijo el presidente del Estado, Evo Morales al entregar la obra, rodeado de cientos de jóvenes oriundos del lugar que trasmitían mucha  alegría y esperanza.

El presidente Evo Morales acompañando la inauguración del el Instituto Tecnológico de Litio Boliviano en Potosí rodeado de jóvenes.

“Este centro de especialización cuenta con una amplia y moderna infraestructura y talleres especializados para el tratamiento del litio. Es el más grande de América Latina en su género y quiero que sea el más grande del mundo, agregó el presidente Evo Morales, en su cuenta Twitter #FuturoSeguro

Además, presentó el primer vehículo eléctrico construido en la Planta Piloto de Baterías de Litio de La Palca. “Combinamos inversión con educación para avanzar en la Industrialización con #FuturoSeguro", escribió en su cuenta Twitter.

El presidente manejó el auto eléctrico, como lo hizo con el Quantum, una vagoneta con motor  de baterías de litio con autonomía de recorrido de 60 kilómetros, tiempo en el que deberá parase para recargar la baterías y continuar la marcha.

Aunque, mundialmente ya se probó que el litio es la energía maravillosa que ha encontrado el mundo como una alternativa de energías del diesel o la gasolina, aún en la industria automotriz no ha ingresado en el cambio  de la matriz productiva de ningún país debido a ese detalle, a que las baterías de ion-litio sólo dan una hora de recorrido a las vehículos.

La problemática es mundial. Argentina el año 2012 celebró el simposio donde plantearon y debatieron las posibilidades que ofrecen las baterías de litio oxígeno como una alternativa que podía marcar el futuro energético y el tema aún no se resolvió. El 2019 la revista europea Génesis, en una nota escrita por Sergio Armodoz  títulada: Los coches eléctricos piden oxígeno predice que el año 2040 las baterías de iones de litio quedarán  atrás y los vehículos a pilas se alimentarán con acumuladores de litio-oxígeno o polímeros de grafeno, más sostenibles, baratos y eficientes.

El Instituto Tecnológico del Litio,  la incorporación  en la Universidad Católica San Pablo- Regional Tarija, de la  Carrera de Ingeniería de Energía a partir del año 2020,  los diplomados y maestrías de la Universidad Técnica de Oruro (UTO)  donde la currícula se enfoca sólo en el litio ahora deben aportar  con conocimiento académico y técnico  en sus 18 aulas y en sus salas de conferencias   por dónde debe ir  la industria del litio  en Bolivia.

Una celda de polímero de grafeno (U de Córdoba, España) Técnicamente se quiere esto con el litio para producir autos en serie eléctricos y cambiar la matriz energética.

Profesionales como el ingeniero químico Erwin Franco Rodríguez Tolava, graduado en la Universidad Mayor de San Simón (UMSS)  de Cochabamba  y que trabajó contratado por Taiwan en la investigación sobre las baterías de litio y azufre-litio (2017)  y cursando un doctorado en Australia intentaba probar que con tecnología  se podía producir directamente las materias activas de las salmueras ricas en litio sin necesidad de obtener primero el carbonato de litio como producto intermedio, se espera también formen parte de este proyecto nacional.

El año 2009 el gobierno emprendió el camino de la industrialización del litio y empezó a figurar en el mapa mundial como uno de los países emergentes en la producción y exportación de litio junto con Chile y ahora Argentina. Empezó primero procesando sales básicas, hasta producir experimentalmente baterías de litio y 1.200 amperios de energía

Para eso creo la Empresa de Recursos Evaporíticos del Salar de Uyuni,  firmó  en julio de 2012 el primer contrató con el consorcio coreano Kores-Posco. Con una inversión de $us1,5 millones la coreana produjo materiales de cátodos de litio para baterías de litio-ión y la empresa boliviana fue proveedora del carbonato de litio requerido.

El  2012 la empresa china LinYi Cake Trade Co. Ltd. con una inversión de $us2,9 millones instaló la planta piloto para la fabricación de baterías de ión-litio y con una inversión de $40 millones  instaló en La Palca el Complejo Industrial Piloto para la Fabricación de Baterías de Litio.

El año 2015  se creó la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE)  en la Corporación Minera de Bolivia que junto con  la empresa china CAMC Enginring Co, firmó el contrato de inversión de $us178 millones para la construcción y puesta en marcha de una Planta Industrial de Sales de Potasio con una producción anual de 350.000 toneladas. En agosto de 2015, la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos firmó contrato por $us4,8 millones con la empresa alemana K-UTEC AG Salt Technologies para “la elaboración a diseño final del proyecto de construcción de la Planta Industrial de “carbonato de litio”.

El 22 de abril de 2018 la empresa alemana ACI Systems GmbH fue elegida como socia estratégica para la producción exclusivamente de “hidróxido de litio” que se extrae de los residuos que deja la producción de carbonato. La empresa alemana informó que en Bolivia para el año 2021 “producirá litio como materia prima y hasta finales de 2022  entre 35.000 y 40.000 toneladas de  hidróxido de litio”.

Con la creación del Instituto Técnico del Litio se espera que todo este despliegue industrial se acompañe con conocimiento y el empleo que genera la industria del litio.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia