• close
    ORURO, 21 DE OCTUBRE DE 2020

EDITORIAL

Bomberos voluntarios héroes de la Chiquitania


REDACCIÓN CENTRAL
EL FULGOR.com
ORURO
30 de septiembre de 2019

timer 2 min. 52 seg.




 

Los incendios forestales de sexta generación que desde hace casi tres meses afectan a la región de la Chiquitania, en Santa Cruz, hasta ahora dejaron como saldo la muerte de seis bomberos voluntarios, héroes que perdieron la vida combatiendo el fuego provocado por criminales manos humanas.

El fuego que aún no puede ser controlado en su totalidad, dejó tras de sí una estela de árboles carbonizados, gigantes que antes lucían esbeltos mostrando su verdor hoy parecen fantasmas en un oscuro bosque hechizado .

Los extensos pastizales que dan vida a la floreciente industria de la ganadería quedaron totalmente quemados y ahora en las extensas sabanas sólo queda una inmensa mancha negra.

Y mientras los políticos se aprovechan de la tragedia calificada por los entendidos en el cuidado del medio ambiente como ecocidio, el fuego continúa quemando el bosque, los pastizales y en la última semana alcanzó incluso algunas propiedades rurales.

En medio de un gigantesco despliegue humano y de maquinaria pesada, así como aviones de última generación como el súper tanque, un Boeing 747-400 especialmente diseñado para convertirse en un bombero aéreo, y su competidor ruso, la tragedia aumentó con la muerte de seis bomberos voluntarios.

Estos héroes, que no dudaron ni un solo instante en dejar su hogar, su familia, para acudir en ayuda de sus compatriotas del oriente boliviano, lucharon contra el fuego en condiciones muy precarias, mal equipados y mala alimentados y en ese esfuerzo dejaron la vida.

Tres de ellos, Dilan Alberto Cuéllar (21), Elmar Roca Nuñez (23 y Renzo Enrique Flores (37), murieron ahogados en un atajado en el que uno de ellos ingresó para bañarse y se estaba ahogando, dos de sus compañeros en el intento de salvarlo también se ahogaron.

Pablo Migue Súarez (34) murió en la línea de fuego en la Chiquitania, Jorge Hinojosa (22), murió en Sacaba, Cochabamba, mientras que Efraín Mamani perdió la vida al caer a un barranco en Coroico, La Paz.

Oruro, puso su aporte a través de una brigada de bomberos voluntarios del SAR Bolivia que en un primer viaje se dieron cuenta de la magnitud del evento y tuvieron que regresar para equiparse mejor.

Al volver al lugar de desastre lucharon con todas sus fuerzas para combatir el fuego y recomendaron hacer todo lo necesario para remediar el daño.

Pero el fuego no se prendió sólo, fue la mano del hombre la que provocó este desastre. Bomberos voluntarios reprocharon a colonos denominados interculturales de entorpecer su tarea.

Ya habrá tiempo de descubrir cuál fue el origen del fuego que provocó este ecocidio y castigar a los culpables, a través de la justicia o de las urnas.

En medio de este desastre ecológico que ya consumió más de 4.000 hectáreas, según la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAM), es justo rendir homenaje a los Héroes de la Chiquitania, a los bomberos voluntarios que fueron a combatir el fuego en una acción solidaria y perdieron la vida.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia