• close
    ORURO, 29 DE OCTUBRE DE 2020

Pese a 42 días de paro médico

La OMS destaca avances del SUS y anuncia apoyo operativo

Desde hace 42 días, los bolivianos están impedidos de asistir a sus centros médicos, tanto de la seguridad social como del sistema público —en el que están inscritos los asegurados del SUS— para la atención de sus dolencias, debido al paro médico que reclama derechos laborales, como desahucios, quinquenios, incrementar su bono de frontera, gozar de un seguro de vida y ganar más de 25 mil bolivianos con la docencia universitaria.


Evelín López Tellería
EL FULGOR.com
LA PAZ
29 de septiembre de 2019

timer 7 min. 14 seg.





Director OMS.- El director de la OMS resaltó los avances de Bolivia en el tema de salud, en el marco de la 74 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)

Pese al paro médico, que ya lleva 42 días, en todo el territorio nacional, en demanda de derechos laborales para el sector, aunque básicamente en oposición a la construcción de 67 centros médicos y hospitales para ampliar la cobertura del Sistema Único de Salud (SUS), el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, destacó en Nueva York, los esfuerzos que realiza el gobierno boliviano en esta materia y comprometió apoyo operativo.

“Estoy muy contento de que Bolivia esté progresando en conseguir la cobertura de salud universal, esa fue una de las áreas que discutimos y yo apoyo sus esfuerzos”, señaló el representante luego de reunirse con el presidente Evo Morales, en el marco de la 74 Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) celebrada el pasado martes.

La OMS confirmó que enviará un grupo de expertos a Bolivia para evaluar el SUS y emitir sus recomendaciones al gobierno para mejorar el sistema; además, se comprometió a especializar a médicos bolivianos en Ginebra, Suiza, en salud primaria, prevención y administración de instalaciones y sistemas de salud.

Desde hace 42 días los centros médicos y hospitales no atienden a los enfermos, solo atienden emergencias, que implica accidentes o un grave deterioro de la salud del paciente.

OBJETIVO DEL MILENIO

Cabe destacar que no de los objetivos del milenio, propuesto por el Banco Mundial es lograr la cobertura sanitaria universal (CSU) antes de 2030, no sólo para mejorar la calidad de vida de las personas, sino porque también contribuye a luchar contra la pobreza, ya que en promedio una familia destina más del 10% de sus ingresos en medicamentos y visitas médicas, pero para quienes no cuentan con recursos económicos, tener un familiar enfermo puede sumirlo en la más absoluta pobreza, ya que en el afán de salvar la vida de su ser querido se despojan de todos sus bienes.

En las últimas dos décadas, en la mayoría de las regiones hubo  una expansión en el acceso a servicios de salud y la cobertura de intervenciones primordiales. También se han producido mejoras notables en el ámbito de la protección financiera. No obstante, los desafíos siguen siendo enormes, señala el BM.

BLOQUEO AL SUS

El SUS se puso en marcha el 1 de marzo en todo el país con un presupuesto inicial de 200 millones de dólares, pero a los pocos días el Colegio Médico de Bolivia manifestó su desacuerdo con esta medida arguyendo la falta de infraestructura, insumos y personal médico para atender a los 5 millones de nuevos asegurados que se sumaban al sistema de la salud pública. También la dirigencia médica cuestionó que el gobierno utilice el SUS con fines electorales.

Luego de cumplir un paro de 24 horas y al poco tiempo le siguió otro de 48 horas, el gobierno inició la entrega de insumos médicos, 2.900  trabajadores eventuales de hospitales fueron absorbidos por el TGN y emitió la ley 1189  de Prioridad Nacional de Desarrollo y Crecimiento de la Caja Nacional de Salud (CNS), mediante la cual autoriza al Ministerio de Salud construir 67 centros de salud y hospitales con recursos de la Caja Nacional de Salud (CNS) que se encontraban bajo depósito bancario, sin ningún tipo de uso, desde hace varios años.

En espacios improvisados y con una serie de incomodidades los enfermos son atendidos.

La emisión de esta norma fue la bandera que empuño el Colegio Médico de Bolivia para declarar un paro general indefinido demandando que se abrogue esta norma, ya que a su anticipado criterio, los recursos serán malgastados en edificaciones injustificadas, y en otros serán plausibles a actos de corrupción.

El paro indefinido duró 23 días, ya que debido a una sentencia constitucional, que repara en las medidas de carácter indefinido, por tratarse de la salud pública del país, los médicos suspendieron la medida, pero declararon un paro de 20 días para adecuarse a la norma constitucional.

20.000 CIRUGIAS SUSPENDIDAS

Ya van 40 días, que los bolivianos están impedidos de asistir a sus consultas médicas, tanto de la seguridad social como del sistema público —en el que están los asegurados del SUS— porque ahora los médicos demandan ser declarados como “sector estratégico” para dar curso a su incorporación en la Ley General del Trabajo, a fin de que gocen de beneficios sociales por desahucio.

Según explicó el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, en Red Uno, por día se realizan un promedio de 500 cirugías en todo el sistema de salud pública, y que a 40 días ya se habrían suspendido alrededor de 20.000 cirugías y un similar número de estudios médicos también fueron suspendidos, debido a la intransigencia  e irresponsabilidad de la dirigencia médica que pretende alargar el conflicto médico.

Además la autoridad destacó que los médicos actualmente están regulados por un régimen especial, que les permite incrementar su salario en un 50%, cuando el galeno presenta su título de especialización, en 80% cuando cuentan con un diplomado y en 100% si cuentan con postgrado.

Los médicos demandan su incorporación a la Ley General del Trabajo.

A estos privilegios con los que cuentan los médicos del sistema de salud pública, el gobierno ofreció ampliarles el bono de frontera y pagar un seguro de vida, además de permitir que puedan mejorar su techo salarial con docencias en el sistema público, de modo que su salario sea mayor al del presidente del Estado; es decir, que un médico con postgrado, que cuenta con 30 años de antigüedad puede ganar hasta 25 mil bolivianos y si es declarado docente emérito en el sistema de la universidad pública podría ganar hasta 40 mil bolivianos, a lo que quieren sumar millonarios desahucios para su jubilación.

Después de varios intentos frustrados de diálogo, hasta el momento, han consensuado acuerdos en torno a la institucionalización de cargos, la promulgación de la Ley del Cáncer y la declaratoria del sector salud como sector estratégico, pero se mantiene estancada la Ley 1180 que autoriza la construcción de hospitales, con un equivalente al 50% de recursos remanentes de la CNS ( 3 mil millones de bolivianos).

Desde el Colegio Médico de Bolivia señalan que la Ley de la CNS “nació viciada”, por ello no van a participar de la reglamentación que ha propuesto el Ministerio de Salud y han declarado como interlocutor no válido a la ministra de Salud, Gabriela Montaño, debido a que la autoridad denunció que el 21 de septiembre la dirigencia dejó plantado al gobierno en la negociación porque se fueron ágape por el día del médico, teniendo en puertas un conflicto con más de 30 días que pone en peligro la vida de la población.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia