• close
    ORURO, 21 DE OCTUBRE DE 2020

Bolivia tiene 20 documentos inscritos en la Memoria del Mundo

Los documentos de los Hornos de Fundición de Vinto son Memoria Regional del Mundo

Entre los documentos inscritos por Bolivia se encuentran los Archivos y Memorias del Ché, el Diario del Tambor Vargas, los documentos de la primera Asamblea Constituyente de 1826, documentos históricos que sin duda hacen a la historia de nuestro país, cuyas bibliotecas y archivos guardan tesoros que todos los bolivianos debemos conocer.


REDACCIÓN CENTRAL
EL FULGOR.com
ORURO
15 de septiembre de 2019

timer 6 min. 30 seg.




Luis Oporto, presidente del Comité Regional de América Latina y el Caribe del Programa Memoria del Mundo de la Unesco-Mowlac.

De miles de documentos valiosos que tiene nuestro país y que han sido custodiados, a través de cientos de años, por expertos bibliotecarios, archivistas y museólogos, Bolivia tiene 20 documentos históricos inscritos en la Memoria del Mundo (MOW por sus siglas en inglés) de la UNESCO, los mismos que datan, incluso, desde antes de su vida Republicana, entre los cuales destacan los documentos de los Hornos de Fundición de Vinto, que son custodiados por el archivo Minero, en Oruro.

El MOW, creado en 1992 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), nació con el objetivo de identificar y preservar documentos patrimoniales del mundo, que se encuentran en la actualidad en bibliotecas, archivos y museos de muchos países, y tiene oficinas en países de la Región. En el caso de Bolivia, Luis Oporto, Magister Scientiarum en Historias Andinas y Amazónicas, es su presidente.

“El 2016 Bolivia creó su Comité Nacional y en 1918 se registraron los primeros nueve documentos, de varios archivos y bibliotecas del país, en la memoria del mundo, lo que muestra la fortaleza del Comité boliviano, que una base social que tiene representantes en todo el país, y forman parte de este Comité entidades como la Federación de Trabajadores Mineros de Bolivia y la Federación de Mujeres Bartolina Sisa, porque esta institución es inclusiva, ahora tenemos 20 documentos inscritos”, cuenta Oporto a EL FULGOR.com.

Estos documentos que son considerados como parte de la memoria colectiva de la humanidad, a través del MOW, pertenecen a todos los habitantes del mundo, porque en ellos se refleja la cultura, la lengua y la diversidad de los pueblos del mundo, de ahí su importancia de preservarlos.

Expertos internacionales aprecian los periodiquitos de Alasitas que también son parte de la Memoria del Mundo.

El experto boliviano destaca algunos de los documentos registrados por Bolivia en el MOW, el “Diario del Tambor Vargas”, un documento singular, único en su género a nivel mundial; el Informe, en francés, de Alcide d'Orbigny, quien recorrió por primera vez Bolivia y otros países, en la época republicana, el mismo que está publicado en ocho volúmenes en formato mayor. También se inscribieron las actas del Cabildo de la ciudad de La Plata, en la época colonial, los archivos y memorias de Ernesto ‘Ché’ Guevara.

Oporto también mencionó que entre estos documentos inscritos también se encuentran un Juicio donde se constata la presencia de esclavos negros en Potosí, que fue postulado por la Casa de la Moneda de ese departamento, el Vocabulario chiquitano de Gerónimo de Oré, que lo custodia la Biblioteca de La Paz, las Actas del primer Congreso Constituyente de la Bolivia de 1826, el Gazofilacio real del Perú de 1647, obra pionera en América, que correspondía a Erario, Cámara o Archivo donde se guardaba y depositaba no sólo la riqueza, sino los títulos, escrituras y rentas de la corona española en la época colonial; y también los Documentos de Mauricio Hochschild, que se refieren a la protección de 10.000 judíos que huyeron del Holocausto y llegaron a Bolivia; el legado cinematográfico latinoamericano de Jorge Ruiz, los periodiquitos de Alasitas y otros.

El Gazofilacio real del Perú de 1647.

LOS HORNOS DE VINTO

Entre estas joyas históricas también se encuentra los documentos de los Hornos de Fundición de Vinto, “estos documentos que testimonian la histórica batalla por la independencia económica de Bolivia, custodiados en el Archivo Histórico de la Minería Regional de Oruro de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), fueron declarados por la Unesco, Memoria Regional del Mundo, en ciudad de Panamá en octubre de 2018, sostuvo el Presidente de la Memoria del Mundo para América Latina y el Caribe”, escribió unos años atrás el mismo Oporto.

Estos documentos, cuentan la historia de todo lo que tuvo que pasar Bolivia para tener un complejo de fundiciones, allá por el siglo XX, cuando el país producía estaño, pero no tenía el control de la cadena productiva, por cuanto este mineral y otros se fundían en fundidoras inglesas como la Williams Harvey, la Capper Pass & Son Ltd., la Wah Chang con materia prima que era provista por los magnates bolivianos Simón Patiño y Mauricio Hochschild.

Por ese tiempo, el estaño era un mineral estratégico esencial para la industria automotriz, bélica y alimenticia. El 92,5% del ingreso de divisas en Bolivia provenía de los minerales y el 70% del estaño. Durante la II Guerra Mundial, al ser ocupados los yacimientos del continente asiático por Japón, fue catalogado como mineral estratégico siendo Bolivia el único proveedor para los ‘Aliados’, y barcos con estaño boliviano fueron hundidos por Alemania.

Oporto también recuerda que, “el 29 de agosto de 1985, el DS 21060 cierra el ciclo del capitalismo de Estado. En 1999 la planta de ENAF, valuada en $us 140 millones, es privatizada y entregada a Allied Deals-RBG por 14 millones de dólares. En un acto de dignidad nacional, el Gobierno del presidente Evo Morales recupera su control y propiedad y crea la Empresa Metalúrgica Vinto, en febrero de 2007”.

La Fundición en sus inicios (ENAF)

La fundición en la actualidad.

BOLIVIA SEDE DE XX REUNIÓN REGIONAL

Recientemente, Bolivia fue el país anfitrión de la XX Reunión del Comité Regional de América Latina y el Caribe del Programa Memoria del Mundo de la Unesco-Mowlac y la Conferencia Regional sobre el Programa Memoria del Mundo, que reunió a 37 expertos internacionales en conservación, difusión y acceso de la Memoria del Mundo de la Unesco, de 25 países, que se reunieron en La Paz para para analizar la situación actual del Programa Memoria del Mundo, a partir de la Carta de París que propuso definir nuevas estrategias para fortalecer este Programa, el más importante de la Unesco para preservar la Memoria Mundial.

Los expertos llegaron a Bolivia de Argentina, Aruba, Belice, Brasil, Bután, Chile, Costa Rica, Cuba, Curazao, Ecuador, Guatemala, Guyana, Honduras, Irán, Islas Británicas, Jamaica, Japón, México, Panamá, Perú, República Dominicana, St. Marteen, Trinidad & Tobago, Uruguay y Venezuela.

Estaño fundido.

Parte del proceso de fundición del estaño en la Fundición de Vinto.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia