• close
    ORURO, 09 DE DICIEMBRE DE 2019

Ascenso y Medalla al Valor para bombero muerto en acción

Bomberos que lucharon contra el fuego están de luto

En Roboré un mono silbador nos alertó del fuego y gracias a él pudimos escapar del fuego, declaró el Capitán, Jorge Ramírez, un experto bombero, que no se dio por vencido para lidiar contra el incendio.

Máximo Espinoza
EL FULGOR.com
LA PAZ
08 de septiembre de 2019

timer 7 min. 9 seg.


Los bomberos sofocan los focos de calor en la región de Robore, en Santa Cruz

Los Caballeros del Fuego, héroes que lidiaron contra los incendios forestales sin descanso en la Chiquitania junto a militares, voluntarios y civiles, están de luto, porque perdieron en el siniestro de la serranía de Santa Bárbara, en el municipio de Coroico, a uno de los integrantes de la Brigada Especial de Rescate Salvamento y Auxilio (BERSA) del Cuerpo de Bomberos “Antofagasta”.

HÉROE

El Sgto. 2do Lucio Emilio Mamani Callisaya, fue declarado "héroe" de la Policía, quien perdió la vida en el cumplimiento del deber cuando sofocaba el incendio forestal en Coroico el sábado 31 de agosto.

“Nuestro hermano a partir de ahora es héroe de la Policía Boliviana al haber ofrendado su vida en beneficio de la sociedad”, dijo el Gral. Yuri Vladimir Calderón, comandante general de Policía, luego de recibir el cuerpo que llegó el lunes 2 de septiembre en un helicóptero a plataforma de la Fuerza Tarea “Diablos Negros”.

El sábado 31 de agosto, Mamani Callisaya se precipitó a una profundad de 300 metros del cerro Santa Bárbara (Coroico) luego de cumplir su misión en la mitigación de un foco de incendio en esa región yungueña.

Después de dificultosa búsqueda por el terreno inaccesible, el personal de BERSA encontró el cuerpo sin vida del Bombero que hasta media mañana del lunes 2 de septiembre estaba aún reportado como desaparecido.

A 100 metros del siniestro, los bomberos encontraron su casco de protección ligeramente quemado y sus pertenencias, entre ellos, su linterna y mata fuego.

En la unidad de Bomberos velan los restos del Sgto. 2do. Lucio Emilio Mamani Callisaya

ASCENSO PÓSTUMO

El Comando General de la Policía Boliviana otorgó el martes 3 de septiembre el ascenso póstumo al grado de Suboficial 1ro. y fue condecorado con la Medalla al Valor.

“Estamos reunidos en este solemne acto de despedida de un gran héroe, un justo reconocimiento al valor de un hombre que perdió la vida en el cumpliendo del deber", dijo el viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga.

El ascenso póstumo fue dispuesto por la valentía, arrojo y heroísmo demostrado por el efectivo en el cumplimiento del deber, cuya resolución y condecoración fueron entregadas al hijo mayor, Rodrigo Mamani.

La misa de cuerpo presente se desarrolló en la unidad de Bomberos 'Antofagasta' donde fueron velados los restos del efectivo en Capilla Ardiente y escolta policial.

Luego del ascenso póstumo, se realizó los honores de reglamento correspondientes y el cortejo fúnebre pasó por la calle Sucre, escoltado por carros mata incendios, ambulancias y personal del Cuerpo de Bomberos.

El cortejo fue encabezado por la esposa Lucia, sus hermanos, los familiares, el viceministro Quiroga, el subcomandante general de Policía, Gal. Johnny Coronel, el comandante nacional de Bomberos, Cnl. José Luis Pereira y el comandante departamental de Bomberos, Cnl. Ismael Villca.

El subcomandante general de la Policía, Gal. Johnny Coronel, entrega la Medalla al Valor al hijo mayor de Mamani Callisaya

EL ÚLTIMO ADIOS

Los restos fueron velados hasta el miércoles en su domicilio de Río Seco. Luego trasladados para el último adiós en su tierra natal, en la población de Peñas de la provincia Los Andes de La Paz.

RELEVO

El Gral. Calderón, procedió el lunes 2 de septiembre al relevo de los 48 Caballeros de Fuego que estuvieron en la “línea de fuego”, en tareas destinadas a sofocar los incendios forestales en la Chiquitania, sobre todo, en Robore del departamento de Santa Cruz.

Este contingente decidió no regresar a su base en La Paz hasta no haber cumplido con su misión de sofocar los incendios junto a 5.500 efectivos de las FFAA, voluntarios y los bomberos forestales movilizados en la Chiquitania Boliviana.

El general Calderón, informó a EL FULGOR.com,  que “este grupo de bomberos cuando iba a ser reemplazado por otro contingente de 30 bomberos, decidieron no retornar y expresaron su deseo de seguir con la misión hasta mitigar los incendios”.

FELICITACIÓN

Por ello, felicitó al contingente porque demostraron “in situ”, durante 20 días no solamente heroísmo, sino entrega, vocación de servicio, valor y sacrificio a costa de su propia vida en favor de la sociedad y la naturaleza.

“Felicidades por su trabajo y entrega”, resaltó en referencia al grupo que llegó de la Chiquitania y dijo que en la zona del siniestro permanecen 500 efectivos.

“Hay que ponderar el trabajo de los profesionales del Cuerpo de Bomberos Antofagasta de La Paz, con 144 años de servicio a la sociedad”, remarco.

Ese personal fue reforzado con 100 bomberos de Cochabamba y 400 uniformados del Comando Departamental de Santa Cruz. Con los relevos se desplazaron a la fecha 1.900 policías no solamente a Roboré, sino a poblaciones aledañas para controlar los incendios forestales.

Siete efectivos fueron afectados con quemaduras menores y otros por intoxicación por el humo. Por eso a la zona se desplazó una ambulancia para la atención del personal.

Al personal se dotó de todos las herramientas, entres ellas, mascarillas, palas, picos, equipos de zapa y otros, como unas lengüetas de goma para aplacar las llamas de los incendios (mata incendios).

Aseguró que la contribución de la Policía a esa cruzada nacional seguirá y será sostenible hasta que la misión sea cumplida.

Un bombero descansa tras agotador trabajo por sofocar los incendios en Robore

MONO SILBADOR

A su arribo a su base, en la calle Sucre de la ciudad de La Paz, el subcomandante del Cuerpo de Bomberos, Capitán, Jorge Ramírez, que estuvo en la línea de fuego, narró que el 20 de agosto, después del mediodía (13h00) estuvieron a punto de ser alcanzados por el fuego en la comunidad de Jalisco.

Uno de los grupos de la Unidad de Bomberos Antofagasta de La Paz que se trasladó hasta la Chiquitania estuvo a punto de ser alcanzado por el fuego que arrasaba la vegetación de la comunidad de Jalisco, sin embargo, un mono silbador alertó a los efectivos para que salgan de esa zona, relató el comandante Jorge Ramírez.

“Eran las 13h00 del martes 20 de agosto y los camaradas habíamos decidido descansar cerca de unos árboles luego de trabajar durante toda la mañana en la contención del incendio, pero no se percataron que el fuego recobró su intensidad y se dirigía hacia ellos.

“Nos encontrábamos en Jalisco haciendo la liquidación del fuego y decidimos descansar un rato para recobrar fuerzas, cuando de pronto se apareció un mono silbador entre las ramas de los árboles y empezó a silbar sin pausa, aunque nosotros no sabíamos lo que pasaba. De pronto el mono cayó al suelo y a los pocos segundos una ráfaga de viento trajo amplias llamas hacia donde estábamos”, relató.

No tuvieron otra que huir hacia donde ya estaba consumado por el incendio para resguardar su integridad. Considera que la misma naturaleza entendió que estaban ahí para protegerla y ese mono les alertó de ese riesgo.

“Gracias a él pudimos evitar un desastre mayor”, apuntó el Capitán Ramírez, un experimentado Bombero, quién nos dijo que la jornada comenzaban a las 05h00 hasta el anochecer.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia