• close
    ORURO, 16 DE SEPTIEMBRE DE 2019

La contaminación del agua golpea la economía, advierte el Banco Mundial

El mundo enfrenta una crisis invisible de calidad del agua potable, el Banco Mundial advierte que la presencia de nitratos, salinidad, bajo nivel de oxígeno, restos de medicamentos y plásticos entre otros elementos que están presentes en el líquido elemento es un grave peligro para la salud que a larga repercute en el desarrollo económico de las naciones.

Evelín López Tellería
EL FULGOR.com
LA PAZ
01 de septiembre de 2019

timer 8 min. 2 seg.


Según el Ministerio de medio Ambiente y Agua, en Bolivia el 86% de la población tiene acceso al agua potable, ya que el Gobierno invirtió 7.600 millones de bolivianos en políticas de riego y acceso al agua potable en el país

El crecimiento económico y el agua están estrechamente relacionados, de hecho, una mala calidad del líquido elemento puede reducir hasta un tercio las posibilidades de crecimiento económico de las regiones altamente contaminadas; además que, pone en peligro el bienestar humano y ambiental. Así lo advierte un estudio del Banco Mundial, publicado recientemente.

Pocas zonas del mundo se libran de que sus aguas estén contaminadas por algún tipo de agente externo, indica el informe del Banco Mundial, a tiempo de destacar que los países prósperos tampoco están exentos, incluso se incrementan la gamas de tóxicos que soportan los ríos, lagos o aguas subterráneas con microplásticos y restos de productos farmacéuticos, cuyos efectos sobre la salud humana todavía no se pueden cuantificar debido a la falta de estudios.

En Bolivia el riesgo de contaminación también es alto, porque, aunque se depuren las aguas residuales (las más visibles), los nitratos procedentes de los fertilizantes usados en la agricultura y de la actividad ganadera, los productos químicos usados en la producción minera, petrolera o industrial, además de la alta salinidad y el poco oxígeno, pareciera que siguen sin el debido control.

Según la Ley Nº 2066 de Prestación y Utilización de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario, las empresas de servicio de agua potable (EPSAS) tienen la obligación de garantizar la calidad de los servicios que reciben los usuarios, usando equipos, materiales y técnicas que no afecten el ambiente y que ayuden a conservar el agua en las mejores condiciones

Sin embargo, de  1.111 EPSAS que son regularizadas por el Estado (según sitio web del Ministerio de Medio Ambiente y Agua), sólo hay 20 laboratorios de control de la calidad entre públicos y privados, avalado ante el Organismo Boliviano de Acreditación. Nueve pertenecen a las EPSAS y el resto son privados o de universidades.

En el área urbana la cobertura del servicio llegó al 94% mientras que en la zona rural es de 76%

El Reglamento Nacional de Control de Calidad del Agua Potable NB 512, señala que para el control de calidad del agua para consumo humano  y  la  adopción  de  las  medidas  correctivas  oportunas, las EPSAS deben disponer de un laboratorio propio o contratado, que esté acreditado  en buenas prácticas de laboratorio por el OBA. 

"En el país, a la fecha, tenemos 20 laboratorios que han acreditado sus ensayos. Entre ellos, nueve EPSAS, dos universidades, uno municipal y ocho privados”, informó la directora de Acreditación de Ibmetro, Elizabeth Choque Mamani, en declaraciones a Página Siete

Además, el departamento con mayor cantidad de laboratorios es Santa Cruz, con ocho, incluidos tres de operadoras de agua potable, una universidad y cuatro privados. Mientras que en La Paz sólo llegan a cinco que albergan a tres privados, el de la Alcaldía de La Paz y el de EPSAS (que es  el que  tiene  mayor cantidad de parámetros avalados). 

VENENO PARA EL ECOSISTEMA

(Fuente: Ministerio de Medio Ambiente y Agua)

Según el estudio “Calidad desconocida: La crisis invisible del agua”, presentada la pasada semana por el Banco Mundial, se muestra de qué manera una combinación de bacterias, aguas residuales, productos químicos y material plástico puede absorber el oxígeno de las fuentes de agua y transformarlas en veneno para las personas y los ecosistemas.


(Fuente: Ministerio de Medio Ambiente y Agua)

Para arrojar luz sobre la cuestión, el Banco Mundial creó la base de datos sobre calidad del agua más grande del mundo, con datos que se obtienen a través de estaciones de seguimiento, tecnologías de teledetección y aprendizaje automático.

(Fuente: Banco Mundial)

De acuerdo al estudio del Banco Mundial, Latinoamérica es una de las regiones con menor problema de contaminación de los ríos, lagunas, represas y aguas subterráneas. Posee, el 33% de los recursos hídricos renovables del mundo, Sus 3.100 m3 de agua per cápita por año, duplican el promedio per cápita mundial. La gran mayoría de los países de la región cuentan con disponibilidades catalogadas entre altas y muy altas en razón de su superficie y población.

LLAMADO A LOS GOBIERNOS

De acuerdo al informe  del organismo multilateral, la carencia de agua limpia limita el crecimiento económico en un tercio y, por ello convocó a los gobiernos del mundo a prestar inmediata atención a nivel nacional y local, dado que estos peligros enfrentan por igual los países desarrollados y en desarrollo.  

“El agua limpia es un factor clave para el crecimiento económico. El deterioro de la calidad del agua frena ese crecimiento, empeora las condiciones de salud, reduce la producción de alimentos y exacerba la pobreza en muchos países”, dijo David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial.

“Los Gobiernos deben tomar medidas urgentes para contribuir a resolver el problema de la contaminación del agua, de modo que los países puedan crecer más rápidamente en forma equitativa y ambientalmente sostenible”, agregó.

IMPACTO EN LA SALUD

Un elemento clave que contribuye al deterioro de la calidad del agua es el nitrógeno que, al aplicarse como fertilizante agrícola, con el tiempo ingresa a los ríos, lagos y océanos, donde se transforma en nitratos. La exposición temprana a los nitratos afecta el crecimiento y el desarrollo cerebral de los niños, lo que repercute en su salud y su potencial de ingresos en la edad adulta, destaca el informe.

El escurrimiento y la descarga en el agua de cada kilogramo adicional de fertilizantes de nitrógeno por hectárea pueden aumentar las tasas de retraso del crecimiento de los niños en un 19 % y reducir sus ingresos en la edad adulta hasta en un 2 %, en comparación con aquellos que no están expuestos.

En el informe también se señala que el rendimiento agrícola cae a medida que aumenta la salinidad de las aguas y los suelos como consecuencia de las sequías más intensas, las marejadas ciclónicas y el incremento de las extracciones de agua. Debido a la salinidad de las aguas, en el mundo se pierde cada año una cantidad de alimentos suficiente para 170 millones de personas.

El Banco Mundial advierte además que, anualmente fallecen 361 000 niños menores de 5 años debido a diarreas relacionadas con el saneamiento deficiente y aguas contaminadas, que se asocian también a la transmisión de enfermedades, como el cólera, la disentería, la hepatitis A y la fiebre tifoidea. 

Distribución de agua en La Paz durante la época de escasez.

ACCIONES URGENTES

En el informe se recomienda un conjunto de medidas que los países pueden adoptar para mejorar la calidad del agua, entre ellas, las siguientes: políticas y normas ambientales; un seguimiento minucioso de las cargas de contaminación; sistemas que garanticen el cumplimiento de las normas; infraestructura de tratamiento del agua respaldada con incentivos para la inversión privada, y difusión de información confiable y precisa entre los hogares para inspirar la participación ciudadana.

CIFRAS Y DATOS

  • Según la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento, el consumo y uso del agua potable en Bolivia es de 100 litros cada día por habitante en el altiplano, de 120 litros en el valle y 150 litros en el oriente.

  • El 80% del agua potable es destinado al consumo humano, el restante 20% es para el consumo industrial, ya que éste también aprovecha otras fuentes de abastecimiento, como los pozos.

  • Según el Ministerio de Medio Ambiente, el 86% de la población tiene acceso al agua potable y en el marco de la Agenda Patriótica se pretende llegar al 100, hasta el 2025

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia