• close
    ORURO, 22 DE SEPTIEMBRE DE 2019

¿Los jóvenes requieren de orientación vocacional?

Elegir un futuro: El desafío de la decisión vocacional

Msc. Grisel Aguilar Apaza | Orientadora Educativa
Especial para EL FULGOR.com

01 de septiembre de 2019

timer 4 min. 42 seg.


La incógnita de todos los bachilleres

Desde esta perspectiva, la orientación profesional es una actividad de información y asesoramiento que ayuda al estudiante a realizar una decisión vocacional coherente, una buena elección profesional; cuando termina la secundaria los adolescentes se enfrentan a la situación de tener que tomar una de las decisiones más importantes de su vida: elegir la profesión a la que dedicarán el resto de sus vidas

Se inicia cuando los adolescentes cursan el quinto y sexto del Nivel Secundario y llega el momento de tomar decisiones importantes: ¿estudiar o trabajar? ¿Cursar una carrera corta o comenzar estudios universitarios? ¿Elegir una carrera tradicional o apostar a un ámbito laboral novedoso?

Los conflictos familiares empiezan cuando el adolescente o joven debe de decidirse por una carrera que si no se orientan adecuadamente pueden generar verdaderos conflictos personales y con su entorno.

Muy pocas son las pautas que la familia puede ofrecer a los jóvenes que intentan tomar una decisión en el marco de una realidad que cambia permanentemente. Por ello son vagas las certezas con las que los adolescentes cuentan para orientarse en la decisión que están tomando: sus intereses y preferencias se modifican frecuentemente, la variedad y complejidad de la oferta educativa suele confundirlos, el mercado laboral no garantiza una inserción ocupacional segura en ninguna profesión y les resulta muy difícil prever cuál es el rol que van a ocupar en la sociedad dentro de cinco o diez años.

La elección vocacional es un proceso dinámico que permite a la persona plantearse cuestionamientos y re direccionar sus decisiones. De ahí la importancia de que los jóvenes cuenten con profesionales en Orientación, especialistas en la asesoría de la toma de decisiones vocacionales, para que los acompañen y apoyen en este proceso. Desde esta perspectiva, la orientación profesional es una actividad de información y asesoramiento que ayuda al estudiante a realizar una decisión vocacional coherente, una buena elección profesional

Por ello será algunos lineamientos generales sobre los que es necesario reflexionar durante el proceso de decisión vocacional:

- No es norma pensar en seguir una profesión determinada o a insertarnos en ocupación preestablecida. No está escrito nuestro futuro y, por lo tanto, no hemos “nacido” para ser tal o cual cosa.

- Es cierto que, si bien no hemos “nacido para”, tenemos facilidad para ciertas áreas y no para otras. El aprendizaje está muy relacionado con los intereses y habilidades: tenemos facilidad para aprender lo que nos interesa y nos interesa más aquello que nos resulta fácil de aprender.

-En general, la decisión vocacional se comienza a consolidar al finalizar el nivel secundario, pero no siempre este proceso queda concluido cuando el estudiante termina sexto año. La maduración personal de la vocación no tiene fechas preestablecidas.

Algunos jóvenes saben que van a ser “médicos” desde el jardín, y no necesariamente han madurado seriamente su decisión vocacional. Otros, eligen la carrera definitiva cuando ya han “probado suerte” en más de una carrera diferente. Lo importante no es “cuándo” sino “cómo”.

-La decisión vocacional implica definir qué carrera seguir y qué estilo de vida es la que queremos llevar una vez recibidos. Es necesario informarse profunda y acabadamente sobre las características académicas del cursado de las carreras (condiciones de egreso, planes de estudios, régimen de permanencia, etc.) como así también es imprescindible conocer las características propias del desarrollo profesional (perfil del egresado, incumbencias profesionales, inserción laboral y ámbitos ocupacionales). Cada profesión está acompañada por un estilo de vida que también es parte de la decisión vocacional.

 

La ayuda para elegir una carrera es importante

-Por último, cuando realizamos el proceso de decisión vocacional es necesario tener en cuenta que estamos rodeados de mucha gente que está interesada en acompañarnos y ayudarnos a decidir. Y, de hecho, lograrán ayudarnos si nosotros estamos dispuestos a nutrirnos de su opinión sin dejarnos condicionar.

Somos nosotros los que tenemos que decidir, para hacernos responsables de las consecuencias de nuestra decisión. Los que nos rodean son de grandísima ayuda cuando cumplen la función de referentes, de consejeros, de propiciadores, no de sustitutos en el acto de elegir. No resulta útil buscar bastones cuando tenemos piernas firmes para sostenernos.

Estas son algunas de las pautas que pueden ayudarnos a tomar conciencia sobre la complejidad que atraviesa el proceso de elección de una carrera. La decisión vocacional es el producto de una historia, es la consecuencia de un sinnúmero de experiencias que van entretejiendo un entramado de intereses, inclinaciones, disposiciones, habilidades, expectativas.

“La decisión vocacional es una decisión libre, personal, que se construye progresivamente y que puede expresarse de diversas formas”.

 

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia