• close
    ORURO, 30 DE OCTUBRE DE 2020

EDITORIAL

El cambio climático y nuestra alimentación


REDACCIÓN CENTRAL
EL FULGOR.com
ORURO
18 de agosto de 2019

timer 2 min. 44 seg.





El calentamiento global está produciendo el agotamiento de las tierras aptas para la agricultura poniendo en serio riesgo la producción de alimentos en un futuro muy cercano, advierte un estudio efectuado por expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Asimismo, insta a la humanidad a cambiar nuestras pautas de consumo ya que, en la actualidad, un tercio de la comida se desperdicia.

Aunque el estudio no lo dice explícitamente, recomienda disminuir el consumo de carne roja ya que la cría del ganado vacuno es también una causa para la emisión de gases de efecto invernadero.

La temperatura planetaria continúa en ascenso y el ejemplo más claro es el sofocante verano que soporta el hemisferio norte, con temperaturas que superan los 40 grados centígrados en varias capitales europeas.

Los hielos de Groenlandia se derriten con mucha rapidez, así como los de los glaciares sud americanos.

Fuertes vientos, inundaciones, sequías asolan varias regiones del planeta como resultado del calentamiento global de 1.5 grados centígrados respecto de la era pre industrial y la meta es evitar que la temperatura supere los 2 grados, hasta 2100, para evitar otros cambios catastróficos.

El Acuerdo de París, firmado en 2015, establece como meta evitar el calentamiento global, así como eliminar el consumo de los combustibles fósiles cuya quema es el principal factor para el calentamiento global.

Pero también, modificar nuestras pautas de consumo mitigando la presión que los humanos ejercemos sobre el suelo cultivable que representa el 73 por ciento del terreno del planeta.

Otra recomendación del panel de expertos de la ONU, es detener la deforestación ya que los árboles son los encargados de absorber un tercio de las emisiones de dióxido de carbono que provoca el aumento de la temperatura terráquea.

Pese al compromiso de casi todas las naciones del mundo (Estados Unidos se negó a firmar el acuerdo, al igual que Rusia y la India), la quema de bosques para habilitar tierras para la agricultura continúa sin parar.

El ejemplo más cercano a nosotros es Brasil cuyo presidente Jair Bolsonaro, permite la explotación irracional del Amazonas, llamado el pulmón del mundo, la deforestación en un año de su mandato, se duplicó.

En nuestro país, las autoridades realizan inmensas campañas para evitar la quema en la otrora fue la festividad de San Juan, cuando los bolivianos encendíamos fogatas en la considerada, noche más fría del año.

Pero no se ocupan de controlar el chaqueo, miles de veces más dañino que las fogatas de una noche, asimismo, la tala del bosque por parte de empresas madereras continúa sin descanso.

El mensaje de los expertos es claro: si no cambiamos y protegemos el uso de la tierra y si no modificamos nuestros hábitos de consumo, el futuro puede ser incierto especialmente para las generaciones que vienen. Aún estamos a tiempo.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia