• close
    ORURO, 16 DE OCTUBRE DE 2019

Oruro, Tarija y Cochabamba con tasas Per Cápita de feminicidios más altas de la región

En lo que va del año, se registran 73 feminicidios. Esta es la cifra más alta de los últimos seis años, en el mismo período. El Estado y las ONGs intentan atajar la problemática con el fortalecimiento de las leyes. En el escenario electoral, los frentes han incluido en sus planes de gobierno propuestas como la entrega de armas --a las mujeres para su defensa—y el endurecimiento de penas hasta 40 años para parar la ola de asesinatos a las mujeres de Bolivia. La OEA lamente que América Latina es incapaz de ganar la "guerra no declarada" contra las mujeres

Evelín López Tellería
EL FULGOR.com
LA PAZ
11 de agosto de 2019

timer 7 min. 32 seg.


La violencia contra las mujeres es de los principales desafíos que enfrentan nuestras sociedades, su eliminación permitirá que más del 50 por ciento de la población del hemisferio pueda gozar de derechos y contribuir al desarrollo de sus países, sostiene la OEA.

Sólo el país caribeño El Salvador (10.2) supera las tasas feminicidios Per Cápite de los departamentos de Oruro (6.2), Tarija (6.0) y Cochabamba (5.8). La media nacional bordea el 3.0 por cada 100.000 mujeres mayores de 15 años y es una de las más altas de Sudamérica, según el análisis estadístico realizado por el médico salubrista, Fernando Rocabado Quevedo, en “Feminicidios en Bolivia: sus tendencias”.

En función a la base de datos que proporciona anualmente la Fiscalía General del Estado y los indicadores poblacionales del Instituto Nacional de Estadística (INE), el salubrista desarrolló una metodología “de incidencia” de los casos de feminicidios que se registran anualmente en Bolivia para establecer la tasa Per Cápite (por cada 100.000 mujeres mayores de 15 años) en las gestiones 2015, 2016,2017 y 2018. Haciendo notar que no toma en cuenta datos de 2013 (año en que ingresa en vigencia Ley 343 de lucha contra la violencia hacia la mujer) ni de 2014 por falta de información estadística.

FUENTE.- Feminicidios en Bolivia: sus tendencias

De acuerdo a los resultados obtenidos por Rocabado, hay una cierta horizontalidad en la tendencia anual de feminicidios, con tasas similares en los tres primeros años y un incremento del 15% en la gestión 2018, que es el año con mayor número de muertes denunciadas (128), que representa una tasa de 3.27. Sin embargo, en siete meses del año 2019, ya se reportaron 73 casos de feminicidios.  

Según el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), entre 2016 y 2017, las tasas más altas de feminicidios correspondieron a El Salvador (10.2), Honduras (5.8), Belice (4.8), Trinidad y Tobago (3.0), Guatemala (2.6) y República Dominicana (2.2). Todos estos países son centroamericanos o del Caribe.

En América del Sur, en la gestión 2017, la mayor incidencia se observó en Bolivia y Paraguay con tasas de 2.0 y 1.6 por cada 100.000 mujeres, lo que muestra la gravedad del problema, ya que la media de América Latina es 1.0. Venezuela con todos los problemas humanitarios que enfrenta actualmente, tiene una tasa de 0.6, le sigue Panamá y Perú.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, que viajó a Panamá para celebrar el 25 aniversario de la Convención de Belém do Pará (Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, adoptada en 1994 por 32 de los 34 países), señaló que ningún país latinoamericano tiene la capacidad de dar respuesta a esa situación de “represión o de guerra no declarada a las mujeres”

"No puede hablarse de seguridad nacional si las mujeres no pueden transitar libremente sin ser molestadas o víctimas de feminicidios", denunció el secretario de la OEA.

COCHABAMBA EL MÁS PELIGROSO

FUENTE.- Feminicidios en Bolivia: sus tendencias

 A nivel departamental también se observa tendencia al ascenso en Oruro, Tarija, Pando, Santa Cruz y Beni (por orden de ascendencia), con un ligero descenso en Cochabamba, aunque este departamento registra a nivel general --en los cuatro años del estudio—de manera “compacta y uniforme” la tendencia más alta de violencia de género del país, sostiene Rocabado.

En Oruro, el promedio Per Cápite es 3.2, por encima de la media nacional, pero en la gestión 2018 abruptamente subió a 6.2, que representa la tasa más alta de Bolivia y de la región, por lo que amerita una seria investigación de las autoridades competentes.

También se encontró una cierta horizontalidad --mantenimiento de los niveles-- en los departamentos de La Paz (3.0), Potosí (2.7) y Chuquisaca (2.8), este último, con un inexplicable repunte en 2017 (4.8). 

Si bien Santa Cruz, tiene la incidencia de casos más alta del país, debido a su número poblacional, es uno de los departamentos con la tasa Per Cápite más baja de feminicidios (2.0), por debajo de la media nacional, al igual que Beni (2.0) con pico alto en 2017.

En el departamento de Pando se registró un abrupto ascenso de feminicidios en la gestión 2018, (5.0) ya que en el 2016 estaba debajo de la media nacional (2.8) y en 2017, no se registraron casos.

Según Rocabado,  para enfrentar el problema de la violencia extrema contra las mujeres se necesita más conocimiento e investigación. “El primer esfuerzo es, casi siempre, la búsqueda de las causas más inmediatas o directas; esfuerzo que consideramos debe complementarse con enfoques de factores de riesgo y, lo más importante, un conocimiento más profundo de su determinación social”, concluyó.


 

Violencia de género en el proceso electoral

Partidos proponen desde empoderar con armas, hasta incrementar a 40 años de cárcel para feminicidas

EL FULGOR.com

La violencia de género hacia la mujer, ya es un problema estructural. Pese a contar con normas de avanzada, que garantizan los derechos de la mujer, Bolivia es uno de los 12 países de la región más peligroso para las féminas. En lo que va del año, se registraron 73 feminicidios y 15.936 hechos de violencia doméstica. Conscientes de esta problemática, los nueve partidos en contienda electoral proponen desde entregar armas a las mujeres, sensibilizar con formación transversal, construir un gran pacto social, hasta incrementar a 40 años la pena para los victimarios.

CULTURA DE LA NO VIOLENCIA

El gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) ha propuesto en su plan de gobierno, programas y proyectos dirigidos a la prevención y al registro de crímenes de violencia, a fin de construir una cultura de la no violencia hacia la mujer con la participación de la sociedad civil organizada.

También propone crear mecanismos de seguimiento para garantizar que las entidades autónomas ejecuten efectivamente el 10% del IDH para seguridad ciudadana, planteando incentivos para que el 30% de este monto, se dirija especialmente a la lucha contra la violencia hacia las mujeres, las niñas y las adolescentes.

EL PODER DE LAS ARMAS

Unidad Cívica Solidaridad, al mejor estilo Bolsonaro (candidato presidencial de Brasil)  ha propuesto dar facilidades de "acceso a las armas” especialmente a las mujeres para reducir la violencia de género.

PARAR OLA DE FEMINICIDIOS

Comunidad Ciudadana (CC) y el frente Bolivia Dice NO (BDN) proponen empoderar a las mujeres, con capacitación, para liberarlas del círculo de la violencia.

40 AÑOS DE CARCEL

La propuesta más radical del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) pide una Ley drástica y acumulativa de sanciones o medidas cautelares que sobrepasarían los 40 años de cárcel, para quienes generen violencia familiar, especialmente contra los niños y otros delitos referidos a la trata y tráfico de personas.

Para el caso de violación a niñas, niños y adolescente proponen abrir el debate público sobre la pena de muerte.

PACTO SOCIAL

Casi todos los partidos, excepto Comunidad Ciudadana, han propuesto generar mecanismos que involucren la activa participación de las organizaciones sociales o de la sociedad civil para frenar la violencia hacia la mujer, a través de un pacto social.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia