• close
    ORURO, 18 DE AGOSTO DE 2019

El Ministerio de Educación propició un Encuentro Nacional de Lenguas

El 100 por ciento de los indígenas Urus habla su lengua el “Uru Chipaya”

Nadie sabe desde qué tiempos inmemoriales data la lengua de los Urus, una cultura ancestral de la cual se dice fueron los primeros hombres que habitaron las tierras altas. Siendo el Uru Chipaya una de las 36 Lenguas reconocidas por la Constitución Política del Estado, el Ministerio de Educación apoya su desarrollo y normalización para su enseñanza a los niños y jóvenes de esta cultura, de la que todos sus integrantes se sienten orgullosos de pertenecer.

ORURO | REDACCIÓN | EL FULGOR.com | 11 de agosto de 2019

timerTiempo estimado de lectura: 6 minutos, 33 segundos

Marcos Condori Mollo, (izquierda), Técnico del Instituto de Lengua Uru Chipaya en la Feria de las Lenguas organizada por el Ministerio de Educación

La nación Uru, que habita las tierras altas de Bolivia, en el departamento de Oruro, con una población estimada de 3.000 habitantes hablan y preservan su idioma, el Uru Chipaya, uno de los 36 idiomas reconocidos por la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia.

Marcos Condori Mollo, Técnico del Instituto de Lengua Uru Chipaya, contó a EL FULGOR.com, que esta nación ha quedado sumamente reducida por la migración de sus jóvenes a Chile, a donde van en busca de trabajo y mejores condiciones de vida, ya que en el espacio que habitan hay muy pocas posibilidades de desarrollo para sus familias, sin embargo, ellos tratan de mantener su identidad cultural por sobre todas las cosas.

“Unos tres mil Urus hablamos Uru Chipaya, que no es lo mismo que el Pukina; pero muchos de ellos se han ido de Bolivia, por lo general parejas jóvenes que se van al lado de Chile porque aquí no tienen oportunidades de desarrollo”, dice.

Las comunidades originarias de los Urus Chipayas se encuentran asentados en los alrededores del Lago Poopó, en el departamento de Oruro, considerando que según la historia ellos son fundamentalmente un pueblo pesquero porque habitan el “eje acuático” formado por el lago Titicaca, el río Desaguadero, el lago Poopó y el lago Coipasa y se encuentra ubicada a 204 kilómetros de la capital del Departamento de Oruro.

“Nosotros somos la única nación indígena originaria en las tierras altas, mantenemos la lengua y la cultura viva. Para que no se extinga nuestra lengua, como Instituto estamos produciendo textos, revitalizando la lengua y la cultura Uru en nuestro territorio, porque los Urus estamos en dos departamentos: en Oruro y La Paz, solo en un pueblo de la provincia Ingavi, en Jesús de Machaca en La Paz”, cuenta el joven maestro.

Lo encontramos en la Feria de Exposición de Materiales en el marco del Encuentro Nacional de Lenguas Indígenas del Estado Plurinacional de Bolivia – Realidades y Perspectivas, organizado por el Ministerio de Educación, para analizar el estado de situación de las 36 Lenguas originarias en Bolivia y reflexionar lo que se viene en adelante, tomando en cuenta que este 2019 es el Año Internacional de la Lenguas Indígenas.

Los textos que se producen para preservar la Lengua Uru Chipaya en Oruro.

2019 Año internacional de las Lenguas Indígenas

En 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución en la que se proclamó el 2019 como Año Internacional de las Lenguas Indígenas, sobre la base de una recomendación hecha por el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas. Un año internacional es un importante mecanismo de cooperación destinado a concienciar sobre un tema de interés mundial y a movilizar a diferentes interesados para llevar a cabo una labor coordinada en todo el mundo. Según la página web de la ONU.

En ese momento, el “Foro indicó que el 40% de las 6.700 lenguas que se calcula que se hablan en el mundo estaban en peligro de desaparición. El hecho de que la mayoría de ellas son lenguas indígenas pone en riesgo las culturas y sistemas de conocimiento a los que pertenecen”.

Un idioma que se cultiva en la escuela

Siendo Chipaya un municipio indígena originario, en las dos unidades educativas existentes: Santa Ana para niños de Primaria y la Unidad Educativa Urus Andina para los jóvenes de Secundaria, los técnicos del Instituto de Lengua Uru Chipaya trabajan arduamente para mantener viva su lengua, sobre todo con los más pequeños.

Según el Plan de Gestión Territorial Comunitario Uru Chipaya (2016-2020), una de las grandes ventajas para que los Urus mantengan viva su lengua es su plena identificación con su cultura de la cual se sienten orgullosos.

Encuentro Nacional de Lenguas Indígenas del Estado Plurinacional de Bolivia.

“El 100% de la población que vive en el territorio Uru Chipaya se autoidentifica con su cultura, es decir está orgulloso de su identidad y de pertenecer a su nación indígena. Pero la población joven que ha salido por trabajo a la República de Chile manifiesta incertidumbre, especialmente en aquellos que se quedaron por mucho tiempo solo se autoidentifican por el lazo familiar, mientras los que van temporalmente a trabajar aún mantienen su pertenencia. La población adulta que sale por motivos de trabajo no rechaza su identidad, más bien busca formas de enlazar sus redes sociales y consolidar su pertenencia en el ayllu, a través de los cargos de autoridad originaria en el ayllu”, dice el documento.

Por ello Marcos Condori Mollo sostiene que los Urus “estás trabajando fuertemente para que nuestra lengua y la cultura no se extinga, de manera que el alfabeto que se trabajó ayuda a normalizar la lengua de sus antepasados, al igual que todos los materiales que ellos producen para enseñar a las nuevas generaciones.

“El Uru Chipaya es muy diferente, tal vez como en otras lenguas algunas palabras coinciden con el Aymara o el Quechua, sin embargo es diferente. Como sucede con el Pukina, la gente confunde el Uru con el Pukina, pero el Uru es otro idioma y el Pukina también es la lengua de otra cultura muy diferente, las raíces son muy diferentes y nosotros estamos trabajando para que no desaparezca”, dice.

Integrantes de la milenaria nación Uru Chipaya

Según las investigaciones el Uru es una lengua que existe desde tiempos inmemoriales, no se puede determinar cuándo apareció. Para ellos, los Urus que viven en Oruro son descendientes de los primeros habitantes originarios de tierras altas y están tratando de sobrevivir al tiempo rescatando su lengua originaria.

Los Urus Chipaya participaron de la Feria de Encuentro Nacional de Lenguas Indígenas del Estado Plurinacional de Bolivia – Realidades y Perspectivas, que se llevó a cabo en La Paz.

“Estos Encuentros son muy positivos e interesantes, porque nuestras lenguas deben revitalizarse para que no desaparezcan, y la cultura vaya creciendo, nos fortalece estas actividades del Ministerio de Educación, porque así podemos difundir la lengua Uru, es una lengua oficial porque está reconocida en la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, junto a otras lenguas hermanas, entonces hay que trabajar para que el idioma no se pierda y permanezca en el tiempo”, finaliza Marcos Condori Mollo, vestido como un Uru Chipaya, orgulloso de su cultura.

 


Página vista 373 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia