• close
    ORURO, 16 DE OCTUBRE DE 2019

El Día del Perro: Un peregrino entre nosotros

Estela Llanque Ferrufino
Especial para EL FULGOR.com
ORURO
11 de agosto de 2019

timer 4 min. 8 seg.


Códice de los perros mudos o andinos

Desde de la prehistoria se tienen antecedentes de la relación del hombre con los perros como un compañero de caza, guardián y protector considerado en algunas culturas como un regalo divino o relacionado con la muerte y las fuerzas del mal.

La domesticación del lobo al perro (Canis Lupus familiaris), se produjo en Europa entre 20.000 y 40.000 años a finales del neolítico, con el tiempo los lobos y su relación estrecha con los humanos comenzaron a ser más receptivos, permanecían más tiempo en los lugares y comiendo los desperdicios que dejaban los seres humanos.

Con el pasar del tiempo la relación del lobo con el hombre empezó con una nueva especie el perro, en el antiguo Egipto en sus pinturas y elementos decorativos demuestran al perro para el pastoreo, la caza y la guardia, es así que Anubis el dios de los muertos era representado con cuerpo humano y cabeza de perro en Grecia Cerbero era un perro de tres cabezas que vigilaba las puertas del inframundo de Ades.

En los tiempos del imperio Romano el perro desempeñaba un papel de guardián y usado en las batallas, eran considerados como “perros de familia”. Durante la ilustración se hace referencia al perro como animal de caza y de compañía en familias aristócratas.

Perros sin pelo también denominados “k´halas”

Durante la conquista del Nuevo Mundo se lo utilizó para infundir miedo en las poblaciones indígenas, a pesar que ellos ya conocían a los perros hace 11.000 años aproximadamente con los primeros humanos que atravesaron el estrecho de Bering, llegando a los territorios hoy americanos, así en México fueron conocidos como los Xoloitzcuintle y los perros sin pelo, por el sector del Perú ambos con las mismas características físicas.

También se tiene antecedentes de estos perros domesticados por el cronista Ludovico Bertonio que los califica en su diccionario en 1612, aquellos perros como los de hocico corto, orejas caídas, con pelo y pequeños o grandes denominándolos jinchuliwis, así también aquellos de tamaño mediano, con pelo y las patas cortas como ñañus y finalmente los sin pelo conocidos como los k´halas.

En Bolivia su mayor referencia de la existencia de los perros se remonta a restos encontrados que pertenecen a la cultura Chiripa y representaciones en cerámica y lítica al interior del Kalasasaya y el Akapana en Tiwanaku. La funcionalidad variaba, algunos fueron utilizados en rituales o como parte del gusto gastronómico.

Con la llegada de los españoles, no sólo llegaron una nueva especie de perros adiestrados para el combate, también llegaron sus modismos sus fiestas tradicionales y las imágenes religiosas.

Presencia de los perros en el antiguo Egipto

Una de ellas que trajo la Iglesia colonial es la del Santo Roque, originario de una familia noble nació en Montpellier al sur de Francia, relacionado con el periodo de la peste negra, ayudaba a los enfermos hasta que se contagió de la enfermedad resignado decidió vivir en una cueva, donde un perro le llevaba todos los días un pedazo de pan.

Por esto es considerado como el santo patrono de los peregrinos y los enfermos, también es patrono de los prisioneros, los cirujanos, los farmacéuticos, los sepultureros y hoy en día como Santo patrono de los perros, por aquella actitud cuando cae enfermo es ayudado por este noble animal.

San Roque murió el día 15 de agosto del año 1378, fiesta de la Asunción de la Virgen Santísima. A su muerte fue reconocido por sus milagros, una intercesión con Dios por sus actos, lo pintaron con su bastón y sombrero de peregrino, señalando con la mano una de sus llagas y con su perro al lado, ofreciéndole el pan.

Este 16 de agosto la iglesia, organizaciones de beneficencia y las familias en general celebrarán esta fecha recordando al fiel amigo del hombre que nos acompaña siempre a pesar de las circunstancias de la vida y es fiel ante las adversidades del cotidiano vivir que tan sólo espera un poco de cariño por quienes lo rodean y que a lo largo de la historia de la humanidad demostró esta fidelidad como otro peregrino más que esta presente entre nosotros.

Santo Patrono Roque





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia