• close
    ORURO, 16 DE OCTUBRE DE 2019

EDITORIAL

Bolivia 194 años de independencia

REDACCIÓN CENTRAL
ELFULGOR.com
ORURO
07 de agosto de 2019

timer 3 min. 29 seg.


 

Bolivia, la patria que, desde el 6 de agosto de 1825, nos cobija, cual una madre ampara y protege a sus hijos, a la que debemos respeto y por la cual, en su defensa y preservación y soberanía, estamos dispuestos al sacrifico de la vida misma.

La patria, no es sólo una circunscripción geográfica que a lo largo de estos 194 años de vida independiente sufrió la mutilación de casi la mitad del territorio con el que nació, es la que nos legó el Libertador Simón Bolívar, es su Hija Predilecta a la que debemos respetar, amarla, para que sea grande y respetada en el concierto mundial.

Amar a la patria, es trabajar sin descanso para hacerla cada día más grande, bajo los sagrados principios de libertad, justicia y democracia que nos legaron nuestros antepasados y es ahora nuestra responsabilidad labrar un futuro grandioso cuando su inmensa riqueza se reparta entre todos los bolivianos y se erradique, definitivamente, la extrema pobreza.

Terminar con las desigualdades de todo género debe ser un objetivo a alcanzar de todos los bolivianos y bolivianas, unidos en un solo haz de voluntades en procura de mejores días para todos quienes nacimos y habitamos este bendito girón patrio llamado Bolivia.

De un tiempo a esta parte parece que el civismo, especialmente, entre los estudiantes se va perdiendo ya no se efectúan las horas cívicas de cada lunes en los establecimientos educativos cuando los maestros nos enseñaban algún pasaje heroico de quienes ofrendaron su vida para construir y legarnos la patria en la que hoy vivimos.

Cuando, con verdadera unción patriótica entonábamos las sagradas notas de nuestro Himno: “morir antes que esclavos vivir” cantábamos a todo pulmón, mientras que un alumno, hombre o mujer, izaba la bendita y sagrada tricolor, rojo, amarillo y verde.

No sabemos porque extraña razón, las autoridades educativas suprimieron estas horas cívicas tiempo en que los estudiantes aprendíamos la historia, el legado de nuestros héroes y el respeto a nuestros símbolos patrios.

Bolivia, tuvo gobiernos que se sucedieron a lo largo de los años dejando, unos, penurias para el pueblo, muerte, masacres y pobreza, otros, respetuosos del ordenamiento constitucional, de la democracia trabajando, sin descanso por mejores días.

Bolivia, que cobija a un pueblo que, en las buenas y en las malas, le rinde homenaje y es capaz de cualquier renunciamiento para preservar su territorio y sus fronteras, ese pueblo estoico que supo aguantar y derrotar a los gobiernos de fuerza, a los malos militares que se apropiaron del poder para someter a los bolivianos a sus dictados.

Los bolivianos que nacemos con ansias de mar y que morimos con la esperanza de volver a las costas del Pacífico, anhelo y reivindicación justa que se nos niega por ahora, pero, que, en un futuro sabemos que la razón se impondrá y retornaremos a ese mar cautivo con soberanía.

Las puertas al Océano Pacífico abiertas para Bolivia, ayudarán al pleno desarrollo, superando los escollos presentes que significan altos costos para nuestras exportaciones, para el comercio internacional, cuyo resultado económico es mermado por el desigual costo de producción respecto de nuestros vecinos.

Pese a los duros golpes sufridos a lo largo de estos 194 años de vida independiente, Bolivia continúa vigente en el concierto de las naciones, cada vez con mayor presencia, con soberanía, sin rendir pleitesía a ninguna de las potencias.

Transcurrido este tiempo y próximo a celebrar el Bicentenario de nuestra independencia, reiteramos la promesa de defender con la vida misma nuestra Bolivia y trabajar sin descanso para hacerla cada vez más grande, una patria siempre digna y soberana.

 

 




ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia