• close
    ORURO, 18 DE AGOSTO DE 2019

Ascienden al grado de general de Fuerza al 'Tata Santiago'

GUAQUI | Máximo Espinoza | EL FULGOR.com | 04 de agosto de 2019

timerTiempo estimado de lectura: 7 minutos, 48 segundos

El Tata Santiago montado en su caballo blanco luce en atrio de la Iglesia de Guaqui

En un emotivo acto de fe religiosa que reunió a militares y los pobladores del municipio de Guaqui, segunda sección de la provincia Ingavi del departamento de La Paz, el pasado 25 de julio, el comando en Jefe de las Fuerzas Armadas ascendió al Grado de General de Fuerza al "milagroso" 'Tata Santiago'.

En esa fecha se celebra la festividad de El Tata Santiago, cuya imagen se encuentra en la Iglesia del pueblo de Guaqui, que es un templo católico de la época colonial, considerado monumento nacional del Estado Plurinacional de Bolivia.

Tras la imposición del Grado de General de Ejército, en Arma de Caballería, se realizó la procesión por calles de la población, cuya imagen fue cargada en hombros del Comandante en Jefe de las FFAA, Gral. William Carlos Kaliman Romero, el Jefe de Estado Mayor de las FFAA, Almte. Flavio Arce San Martin, el Comandante General de Ejército, Gral. Jorge Pastor Mendieta Ferrufino y otros.

PROCESIÓN

La procesión fue seguida por los militares del Ejército, Fuerza Aérea, la Armada Boliviana, pobladores y fieles seguidores del santo

"El ascenso e imposición del Grado de General de Ejército a nuestro santo "El Tata Santiago", es un acto de fe que une a la población y las FFAA", dijo el general Kaliman.

DEVOTO DEL SANTO

Precisó que, como devoto de la imagen del Tata Santiago, está complacido de haber visitado la población de Guaqui, además de formar parte de "ese acto de fe".

Recordó que los militares de caballería del Ejército de Bolivia y personal de las FFAA "le rinden culto y fe".

Esta actividad se constituye en un hecho de fe, de una manera de brindar el reconocimiento a esta imagen, a la que integrantes del Arma de Caballería del Ejército Boliviano y personal de las FFAA le rinden tributo.

La imagen del santo acompaña en grandes y pequeñas unidades militares, sobre todo, en los regimientos de caballería, además en las oficinas y a cuyo nombre se encomiendan.

El comandante en Jefe de las FFAA y el Comandante del Ejército en la procesión del Santo Apóstol Santiago

DIA DEL TATA SANTIAGO

A partir de la fecha, el 25 de julio, relató, es día consagrado al Tata Santiago y las FFAA de Bolivia le reconocerán con mucha Fe y Devoción como General de Ejército al Apóstol Santiago, que según el Santoral Católico fue uno de los apóstoles más destacados de Jesús de Nazaret, conocido como el Santiago el Mayor y perteneció al círculo de dilectos, ya que estuvo junto a Jesús en momentos muy importantes como ser la resurrección de la hija de Jairo.

El Apóstol Santiago es uno de los máximos referentes de la primera comunidad cristina, murió a manos de Herodes en Jerusalén entre los años 41-44 de nuestra era.

En la actualidad es patrono de numerosos pueblos y ciudades e el mundo. Durante la ocupación Árabe a España, un pequeño Ejercito Cristiano se encomendó al Apóstol Santiago, antes de entrar a una batalla, derrotando a un numeroso contingente Islámico.

Desde entonces, el Apóstol Santiago se convirtió en el protector de las fuerzas cristianas y con los siglos el patrono de varios regimientos de Caballería en todo el mundo.

En Bolivia esa veneración se muestra de sobremanera en la Iglesia, Apóstol Santiago de Guaqui, población donde se asienta, además el Regimiento Lanza de Caballería.

El Apóstol Santiago, cuya vida hoy es un ejemplo a seguir como símbolo de valor, disciplina, capacidad, compañerismo, lealtad, muchos valores de ellos equiparados a los que debe reunir un militar de honor, es por ello, que se celebra esta fecha para que como buenos militares sigan ese ejemplo de vida.

El general Kaliman agradeció al pueblo y las autoridades de Guaqui, en especial, a la Iglesia del Apóstol por permitirle expresar la Fe y Devoción a nuestro querido Tata Santiago y todos puedan recibir las mayores bendiciones en sus hogares y en  el cumplimiento sagrado de la amada Patria.

Las autoridades locales y de las FFAA en el altar que se instalo en la plaza principal de Guaqui

EL TATA MILAGROSO

El Tata Santiago es milagroso, pero muy renegón. Al menos, así es como lo describen sus fieles seguidores de Guaqui. Lo dicen esbozando una mirada inquieta, con el cuerpo medio encogido y casi en susurros, como buscando que el famoso santo no los escuche.

Algunos de ellos atribuyen ese impulsivo carácter a su vena militar, pues el patrono de la población altiplánica no se alza únicamente como una imagen católica más, sino que ostenta el grado de General de las Fuerzas Armadas de Bolivia.

Ejemplos de los enojos del Tata Santiago abundan en la memoria de los guaqueños. A comienzos de 1900, por ejemplo, decidieron trasladar la imagen de su patrono desde el centro del altar mayor de la iglesia Apóstol Santiago a otro pedestal ubicado un par de metros más abajo. Y, al parecer, este hecho, sumado a que en su lugar fue colocada la Virgen de la Candelaria-molestó mucho al también denominado “Santo del Rayo”.

Así, según se recuerda, esa noche fuertes granizos, ventarrones y rayos casi destruyeron Guaqui, distante 89 kilómetros de La Paz. Desde entonces, el temor del pueblo ha provocado que la figura del Tata Santiago no se mueva ni un milímetro del restaurado retablo colonial. Ni siquiera lo hace durante las procesiones que se realizan en su honor en julio. Para ello, precisamente, están destinadas dos réplicas de su imagen.

El Gral. William Kaliman y el Gral. Jorge Pastor Mendieta en la imposición del Grado de General de Fuerza del Ejército Boliviano

EL TATA Y SU CABALLO

Montado en un caballo blanco, con el rostro rígido y vistiendo en la cabeza un sombrero negro con plumaje color rojo, amarillo y verde, la imagen del santo cristiano da la bienvenida al visitante a un camarín donde se exhibe su indumentaria en un grupo de vitrinas.

A pesar de la falta de iluminación, -varios focos están quemados-, en el improvisado museo, donde también se muestran lienzos coloniales, se pueden observar hasta seis mantos de distintos tipos de telas y colores, donde lucen dorados bordados artesanales que datan de los años 60 en adelante.

Colanes, cinturones de campaña, armaduras, botas. El ornamento militar característico del cuerpo de Caballería se muestra, asimismo, en el resto de vitrinas.

Entre lo expuesto, destaca el traje militar de gala número cinco, donde resaltan tres estrellas doradas que certifican que el Tata Santiago ostenta el grado de General de División, otorgado oficialmente por las Fuerzas Armadas el 2005. Con todo, la carrera militar del patrono del Arma de Caballería estuvo en peligro en los años 70, cuando el Gral Juan José Torres dispuso que el santo ascendiera al grado de Coronel. Ese mandato, sin embargo, no fue acompañado de una resolución oficial, por lo que el ascenso no se llevó a cabo.

Ante este hecho, algunos comunarios de Guaqui señalan que el Tata Santiago castigó al militar haciéndole perder su mandato presidencial en 1971, año en el que Torres fue derrocado por un golpe.

Y no fue hasta el 2004, con el impulso del padre Justino Limachi y los oficiales del Regimiento Lanza, que el santo obtuvo de forma oficial el grado de General de Brigada, en un acto donde la imagen vistió sus mejores galas militares y recibió sus dos estrellas de oro.

“Semejante personalidad merece un hogar que esté a la altura de su investidura”, expresa el padre Justino, quien impulsó la restauración de parte del patrimonio artístico del templo Apóstol Santiago, declarado Monumento Nacional.

De esta forma, aunque el proceso es costoso, el párroco elabora ya, junto al Viceministerio de Cultura, un proyecto para salvar los tesoros, pues gran parte de los más de 60 lienzos coloniales del templo, por ejemplo, se hallan abandonados y la estructura física de la iglesia-construida en el siglo XVII-muestra deterioro por la humedad.

 


Página vista 101 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia