• close
    ORURO, 27 DE OCTUBRE DE 2020

Ex jugador Valentín Zanca: El orureño tiene poca confianza en su jugador

La población de jugadores ‘quirquinchos’ en la División del Fútbol Profesional sigue escasa. Erwin Saavedra, Mario Parrado y Kevin Fernández, son los únicos en escena en Bolívar, Aurora y San José. Un ex santo apunta a la falta de trabajo táctico y condiciones para los torneos de divisiones menores


REDACCIÓN
EL FULGOR.com
ORURO
28 de julio de 2019

timer 10 min. 9 seg.




Valentín Zanca

La participación del jugador orureño en el fútbol profesional sigue siendo reducida y se apunta como principal causa a la falta de confianza de los mismos dirigentes de los clubes de la región para darles más minutos de juego en cada partido. De la misma forma, la mayor preparación en el aspecto táctico, técnico, en la etapa formativa, y los escenarios deportivos para los torneos de la Asociación de Fútbol de Oruro (AFO), con factores que tienen su nivel de incidencia.

En el ámbito nacional, los volantes Erwin Saavedra de Bolívar, Mario Parrado de Aurora y Kevin Fernández de San José, son los únicos jugadores orureños que tienen regularidad en la División Profesional que desde el pasado año cuenta con 14 equipos. De los tres, Saavedra llegó a jugar en la Copa América en Brasil con la selección y fue revelación del Apertura por sus 10 goles.

Pese a ello, la presencia del jugador ‘quirquincho’ para llegar al fútbol profesional sigue costando pese a tener a San José (el crédito orureño) entre los clubes que compiten en la máxima instancia de la Federación Boliviana de Fútbol. El juvenil Jorge Áñez, es cochabambino pero respondió mejor que sus pares orureños  (además de dos goles) para hacerse de la titularidad en el onceno del entrenador chileno Miguel Ponce.

Para Valentín Zanca, ex jugador de fútbol y miembro de las selecciones menores en el último ciclo del técnico cochabambino Mauricio Soria al frente de la Verde (2017-2018), la causa principal hasta la fecha es la falta de confianza de los propios dirigentes del fútbol orureño con el jugador local, sobre todo para costear aspectos básicos para su preparación como los pasajes de traslado.

Un jugador orureño que está bien formado va a pedir que le den para sus pasajes y no les dan. Hay otra diferencia, porque el dirigente no está con la capacidad de cubrir (…) entonces el jugador orureño prefiere irse a jugar a Sabaya, Huanucollo, Sica Sica y le pagan, además que trae un cordero y un toro”, narró.

En la siguiente entrevista nos acercamos a la situación que viven niños y jóvenes futbolistas que sueñan en jugar en el fútbol nacional y llegar a vestir la camiseta de la selección nacional.

Erwin Saavedra

EL FULGOR.com (EF): ¿El orureño pierde terreno por sus propios dirigentes de los clubes en el fútbol?

Valentín Zanca (VZ): “Nunca nos han podido dar la oportunidad que el orureño realmente merece, habiendo tanto talento. Debo confesar que yo tuve que irme a la ciudad de Cochabamba a vivir por dos años y mostrar mi fútbol allá para que recién los dirigentes de Oruro pongan su mirada en mí”.

EF: Esta situación sigue siendo la misma o se agravó más.

VZ: “Lo que he visto en este último tiempo es que no confían en nosotros, no quieren apostar en el jugador de acá, habiendo tantos muchachos. Sin ir más lejos, también hemos tenido la oportunidad de poderlos mostrar a estos muchachos que son Yderf Yucra y Alejandro Choqueticlla, dos referentes del fútbol de salón, a nivel de fútbol, de los torneos nacionales y plurinacionales, pero lo triste es que los tenían ahí (en San José) pasando pelotas o trotando alrededor de la cancha”.

EF: El caso de Erwin Saavedra que migró a Bolívar, demuestra que es mejor irse a probar en otros clubes que acá en San José.

VZ: “No cabe duda que es uno de los mejores jugadores en Bolivia, creo que es un referente y solamente se menciona que es un orureño pero nadie dijo nada para que ese orureño este acá, y si lo hicieron, no eran en las condiciones que él se merece”.

EF: Alguna gente menciona que el jugador orureño piensa que su tope futbolístico es llegar a entrenar a San José. Es tanto así?.

VZ: “Si nos han dado la oportunidad de estar en San José porque no nos dan la oportunidad de jugar, entonces lamentablemente ese jugador que está ahí se vuelve conformista, porque al final, como viste la camiseta y entrena en San José, ellos creen que es su tope (…) la única forma de mostrar al jugador orureño es jugando, arriesgando, lamentablemente los dirigentes no queremos hacer caso y darles minutos en la cancha”.

EF: Sin embargo, la formación en divisiones inferiores llega a incidir en ese jugador cuando afronta las pruebas de talentos en equipos profesionales.

VZ: “El futbolista no sólo es de patear la pelota, sino debe ser formado psicológicamente, técnicamente, tácticamente, y lógicamente debe saber que la vida profesional no es como la pintamos que debe jugar cada fin de semana y todo es una maravilla”.

Kevin Fernández

Valentín Zanca es palabra autorizada para tratar estos temas. Llegó a San José en 1998 donde expuso toda su experiencia, y por lo cual, vistió la camiseta de The Strongest y Mariscal Braun de La Paz. El jugador fue referente orureño a finales de la década de los 90 y principios del 2.000.

Con ex santo decidió formar su escuela de fútbol: Zanca FC, para trabajar en la formación de talentos. Hace pocos meses llevó a San José a uno de sus jugadores Gilmar Vásquez que se encuentra con la reserva sin poder aspirar a jugar en el equipo profesional. “Parece que no quieren que se desenvuelvan más”, mencionó.

EF: Tocando el tema formativo. Los diferentes clubes que participan en los torneos de la AFO están impartiendo esas enseñanzas del aspecto táctico, técnico y explicación a sus jugadores de la función que deben cumplir en los diferentes puestos que se tiene en un equipo.

VZ: “Un técnico tiene que capacitarse, tiene que saber transmitir todos los conceptos a un jugador y descubrir ese talento en él, y no es que agarre la pelota y jueguen mencionando tú como defensor, arquero, delantero. Lamentablemente seguimos con esos entrenadores en Oruro”.

EF: Si existen esos casos desde de debe partir el trabajo del entrenador.

VZ: “Uno debe ver las características y virtudes que tiene un jugador. Si es veloz puede tener una función de extremo, punta o lateral. Si yo trabajo esos conceptos para ese puesto o en los defensores debo enseñar la base táctica clara de un repliegue, una cobertura, achique, anticipación; al igual que a un delantero o un extremo debo hablarle de crear espacios, de buscar siempre la línea, de poder generar una pared, un buen remate, enseñarles a cabecear, entonces con esas indicaciones ese jugador podrá crecer tácticamente en ese puesto. Yo realizó ese trabajo con ese jugador a partir de los 12 años, donde empieza la etapa formativa de un futbolista”.

EF: Sin embargo, en el pasado, los anteriores entrenadores de San José han cuestionado en las pruebas de talentos que convocó el club, que los jugadores locales no tienen esa base de conocimiento.

VZ: “Yo tuve la oportunidad de recibir en la selección de Oruro a chicos de 15 años que no saben que es la táctica, la técnica, ni la parte psicológica, entonces mucho menos conocerán la parte nutricional que el futbolista debe estar diariamente (…) No es solamente es saber el concepto que cobertura, que es proteger la espalda del compañero que fue rebasado en el rival, yo no puedo trabajar eso en una semana, como voy a practicar”.

Mario Parrado

Recientemente, Zanca estuvo entre los entrenadores de Oruro que recibieron su licencia de entrenador de la FBF. En su etapa como técnico, el ex santo sigue capacitándose, adaptando algunas jugadas del fútbol europeo en su equipo.

El entrenador tiene asimilado que la primera etapa del jugador es de recreación donde debe impulsarse la asimilación de los conceptos básicos del fútbol en el niño, más allá del resultado. Posteriormente, vendrá la etapa de más competencia que empieza desde los 12 años, en un ciclo definido como “camino a ser bachiller”, antes de buscar probar fortuna en un equipo profesional o quemar etapas empezando por un club de asociación.

EF: Sobre los torneos de la AFO, se tienen las condiciones para acompañar a esta etapa formativa.

VZ: “Uno va a una cancha donde no dan las condiciones para jugar, hablando de una categoría sub 11 que es donde empieza un jugador a competir realmente. No podemos tener a un jugador de la categoría sub 11 jugando en una cancha pequeña donde todos están chocándose, empujándose, ahí es el error de la división”.

EF: Esto baja la competitividad del fútbol orureño en las divisiones menores.

VZ: “Hay clubes que se preparan muy bien, hay gente muy capacitada en otros clubes rivales que forman a sus niños y los partidos son espectaculares, lindos, pero pueden ser aún más cuando se presente un buen campo de juego, dos árbitros en cancha, así vamos a realzar”.

EF: ¿Y otros factores externos que perjudican?

VZ: “Que los árbitros no vengan o que las canchas se alquilan a otras personas, como en el torneo de Inquisivi, eso perjudica. Precisamos de un terreno adecuado para cada categoría, hay factores para poder mejorar, pero cuando las manifiestas te ven como loco y te cortan la palabra”.

Zanca sigue preparándose en el trabajo de su equipo. De los cursos invernales que impartió reclutó nuevos jugadores para sus categorías en divisiones inferiores y en el receso fue convocado a colaborar con Nacional Potosí que cumplió su trabajo de pretemporada en Oruro.

El ex San José tiene en carpeta a Jhon Colque (extremo izquierdo) y Dariel Aguilar Vergara (volante mixto, campeón reciente en el Miami Cup con el equipo de Cardozo FC), como proyectos para que puedan jugar en un equipo profesional. Si la situación en Oruro sigue igual, no será extraño que ambos migren a jugar en otros equipos del interior del país.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia