• close
    ORURO, 30 DE OCTUBRE DE 2020

EDITORIAL

La barbarie de los feminicidios


REDACCIÓN
EL FULGOR.com

21 de julio de 2019

timer 3 min. 15 seg.





Los feminicidios en Bolivia, 73, hasta este mes de julio, según informes oficiales, han convertido a nuestro país, en uno de los que mayor violencia ejerce contra las mujeres la misma que la Iglesia denominó como una “barbarie”.

La muerte violenta de mujeres en manos de sus parejas o ex parejas, se ha convertido en noticia de todos los días, ante la pasividad que muestra la sociedad en general que recibe estas crueles noticias como algo “normal”.

Y es que algo malo está pasando por la mente de muchos hombres que, por diversas circunstancias, deciden acabar con la vida de quien amaron o aman aún, de quien compartió su vida y les dio hijos a quienes se les quita su madre.

No es fácil comprender a los varones que, casi siempre, con saña, matan a sus esposas, a sus compañeras, y luego esgrimen argumentos que nunca justificarán la muerte de un ser humano y menos de una mujer, el ser dador de vida.

Los bolivianos siempre pregonamos que somos solidarios, recibimos bien a quienes nos visitan, somos leales y amamos al prójimo, sin embargo, amar al prójimo es no ser indiferente ante el sufrimiento que vemos con el alarmante incremento de los feminicidios.

Hasta ahora, no existe una acción coordinada o una reacción de la sociedad civil para castigar estos crímenes que generalmente, después de años de proceso, quedan en la impunidad.

La barbarie del feminicidio no puede quedar en la indiferencia ya que es un problema que atañe a toda la sociedad, la justicia debe obrar con rigor y castigar a los autores de estos cobardes crímenes.

Y el Estado a través de todos sus mecanismos debe poner en marcha los mecanismos que sean necesarios para proteger a las mujeres de la extrema violencia de la cual son víctimas. Castigos ejemplares para los feminicidas.

 

Es urgente realizar campañas para concienciar a los ciudadanos, desde la niñez, la adolescencia y la mayoría de edad sobre los valores humanos y cristianos, de respeto a la vida y de la dignidad de la mujer.

El gobierno instaló una sesión del gabinete denominado como de Lucha Contra la Violencia hacia la Mujer cuyas conclusiones tienden a la adopción de medidas inmediatas y de largo aliento, para frenar los feminicidios en Bolivia.

El plan “de urgencia y emergencia” declara de prioridad la lucha contra el feminicidio y la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes.

Este plan de 10 puntos incluye la asignación de un porcentaje a estudiar, del Impuesto Directo de los Hidrocarburos (IDH), destinado a luchar contra la violencia hacia la mujer.

Asimismo, acciones que eliminen la impunidad con la Policía, la Fiscalía y Órgano Judicial para acelerar el acceso a la justicia, también acciones coordinadas con el sector de la educación para construir nuevas relaciones basadas en el respeto y no a la violencia.

Es de esperar que este plan tenga el éxito esperado y logre frenar la extrema violencia contra la mujer que vivimos en Bolivia.

Aunque lo cierto es que ninguna ley, por muy sabia que fuese en su redacción logrará sus objetivos si es que no existe un compromiso de toda la sociedad para su cumplimiento, del gobierno, de los operadores de justicia y, en este caso, pasa también por la educación de nuestros niños, jóvenes e incluso de los adultos en el respeto a la vida y la dignidad de la mujer.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia