• close
    ORURO, 16 DE SEPTIEMBRE DE 2019

En el natalicio de la Mcal. Juana Azurduy de Padilla homenaje al "Día de la Mujer Militar"

Máximo Espinoza
EL FULGOR.com
LA PAZ
21 de julio de 2019

timer 6 min. 39 seg.


La primera promoción de mujeres oficiales que egresaron del Colegio Militar de Ejército en 1979

En conmemoración del natalicio de la Mcal. Juana Azurduy de Padilla, el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas, rindió en junio pasado, un homenaje a la primera promoción de las damas que egresaron del Colegio Militar de Ejército “Cnl. Gualberto Villarroel” en 1979.

También fueron homenajeadas las damas que ahora visten el uniforme militar entre ellas oficiales, suboficiales y sargentos del Ejército, Fuerza Aérea y Armada Boliviana.

El acto se desarrolló en las nuevas instalaciones del Comando en Jefe de las FFAA y contó con la presencia del ministro de Defensa, Javier Zavaleta, la viceministra de Igualdad de Oportunidades, Estefanía Morales, el Comandante en Jefe de las FFAA, Gral. William Kaliman, Comandantes de Fuerza e invitados especiales.

El homenaje, se realizó a iniciativa del Comando en Jefe de las FFAA, cumpliendo con la Ley 786 que hace referencia al desarrollo integral para "Vivir Bien", teniendo como principio, valorar y revalorizar el papel de las mujeres para su inserción en la Carrera Militar.

Las damas militares del sector activo y las que pasaron a la resera pasiva recibieron condecoraciones y certificados por los servicios prestados a la Patria y haber permanecido dentro de la Primera Generación de mujeres de las FFAA.

Cnl. de la reserva pasiva, Sara Aramayo, recibe el reconocimiento de las FF.AA.

PIONERAS

Para el comandante en Jefe de las FFAA, Gral. Williams Kaliman, es un justo y merecido homenaje a la mujer militar en conmemoración al natalicio de la Mcal. Juana Azurduy de Padilla, sobre todo, a las oficiales del sector pasivo, pioneras de la inclusión en 1979.

Resaltó que “el rol de las mujeres en las FFAA a lo largo de la historia ha sido muy importante, quienes demostraron patriotismo, civismo, valor, abnegación y sobre todo, amor por la Patria”.

Dijo que las mujeres militares, en 1979, dieron el primer paso para abrir la senda en esa institución, que desde esa fecha tiene entre sus filas a grandes mujeres “que dejaron grandes ejemplos, dignos de emular por las nuevas generaciones”.

Puntualizó que para él fue un honor presidir ese acto, para rendir homenaje a las damas que “valientemente decidieron integrarse a las filas del Colegio Militar de Ejército”.

Destacó que el Colegio Militar del Ejército fue el primer instituto militar en abrir sus puertas a las mujeres que egresaron en 1982 con el grado de subtenientes en diferentes armas.

“Precisamente a estas damas es a quienes rendimos homenaje en conmemoración al natalicio de una de nuestras grandes heroínas de la independencia como es Juana Azurduy de Padilla”, puntualizó.

Destacó, que en las FFAA existe una constante evolución, en la que no solo se habla e inculca “equidad”, sino ante toda complementariedad, pues no existe supremacía ni sumisión de ningún género sobre otros.

El Comando en Jefe de las FFAA en el homenaje a la Mujer Militar en el Natalicio de la Mcal, Juana Azurduy de Padilla

SUPERAR LA LÓGICA MACHISTA

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, llamó en ese acto a superar la “lógica machista” que frena el desarrollo de Bolivia.

Esperamos, dijo, que las FFAA estén a la altura de este desafío y podamos superar esa lógica machista, que lo único que hace es frenar el desarrollo del país, generar más violencia.

Zavaleta pidió a los militares enseñar a valorar a una mujer como a “un igual” y dijo que se podría avanzar reconociendo la igualdad de derechos.

Dijo que el hecho de no entender que las personas tienen los mismos derechos “nos está cobrando ya no malos momentos para alguna oficial o postulante a ser militar, nos está cobrando vidas, violaciones, maltratos físicos y eso, es inaceptable para cualquier sociedad civilizada”.

El ministro destacó la primera generación de damas de las FFAA, porque cuando estaban en el servicio activo no había leyes a favor de los derechos de las mujeres como hoy y enfrentaron una visión machista en las FFAA.

Subrayó que la presencia de mujeres en las tres Fuerzas y su valioso aporte en la defensa de la Patria y exhorto a seguir trabajando por el engrandecimiento de un mejor país.

El comandante en Jefe de las FFAA, Gral. William Kaliman, en la entrega de reconocimientos a la mujer militar

JUANA AZURDUY

En 2011, la heroína Juana Azurduy de Padilla (1780-1867) fue ascendida al grado de Mariscala de Bolivia, en el marco de una sesión de honor de la Asamblea Legislativa que tuvo lugar en la Casa de la Libertad, en la ciudad de Sucre.

Azurduy había sido ascendida al grado de generala de los ejércitos de Argentina y Bolivia en mayo de 2010, por orden de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner y el propio presidente de Bolivia, Evo Morales.

Casada con el guerrillero, Manuel Asencio Padilla, con el que, hombro con hombro, combatió en la guerra de los 16 años-que entre 1809 y 1825 liberó Bolivia del poder de España-Azurduy murió en la pobreza con los galones de coronela de las armas.

Elevada al rango de Cnl por el libertador de Bolivia, el venezolano Simón Bolívar, en 1826, Azurduy reunió a miles de indios que le plantaron cara, con escasos pertrechos, al poderoso ejército real de España.

Su gesta arrancó en forma en 1816, corridos 7 de los 16 años que duró la guerra emancipadora, cuando una fracción del Ejército de España detuvo a Padilla y lo mandó a ejecutar sin siquiera juicio sumario.

Le cortaron la cabeza y mandaron a exhibirla cerca de El Villar, un pueblo a 265 km de Sucre, donde Padilla y Azurduy sentaron el cuartel general de los rebeldes.

Desde entonces, Azurduy se puso al hombro la responsabilidad de llevar a buen puerto la guerra hasta que, otros, vestidos de frac e inspirados en las doctrinas de la Ilustración francesa, formados en la academia Carolingea y en centros parisinos, tomaron la posta de la gesta en los últimos milímetros y la coronaron el 6 de agosto de 1825.

La gesta de Azurduy recién salió a la luz en 1920. En pago a sus servicios a la patria, las autoridades de la república le dieron un cargo de portera de una escuela en Sucre.

La heroína de la independencia de Bolivia pasó los últimos días de su vida en una habitación maltrecha, durmiendo en condiciones precarias.

Azurduy pasó al ostracismo y fue a morir en compañía de la infaltable soledad y de un pariente suyo, 'el muchacho Sandi', como lo registra la historiografía boliviana, quien la amortajó y pidió una colecta para mandar a sepultar el cuerpo desbaratado por la ingratitud.

Azurduy murió el 25 de mayo de 1867, pobre y vieja. El chico Sandi pudo reunir un peso fuerte de entonces, monto con que consiguió que el cura eche unas desganadas abluciones y rezara un (no dos), responso.

Ese día, en Sucre, le negaron apoyo para enterrarla, porque celebraban el Día de la Patria.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia