• close
    ORURO, 29 DE OCTUBRE DE 2020

Villa Yocalla quiere anexar a su municipio parte del Cerro Rico para tener más regalías

Potosí y Yocalla reviven enfrentamientos por problemas de límites por el cerro Rico Potosí

Hace diez años los municipios de la ciudad de Potosí y Villa Yocalla se vienen enfrentando, el segundo alegando un conflicto de límites pretende apropiarse de un parte del Cerro Rico de Potosí y la Laguna Tarapaya para recibir mayores regalías, mientras que el municipio de Potosí anunció aplicar todos los recursos incluso legales para evitar el avasallamiento. La Gobernación de Potosí para evitar el avasallamiento respaldo la creación del Distrito Municipal 21 que desde hace dos meses no puede concretase. Lo cierto es que el cerro de Potosí sigue siendo un generador de enorme pobreza y riqueza, la vaca lechera que todos quieren ordeñar, pero nadie la quiere cuidar


Ruth Chuquimia Bustillos
EL FULGOR.com
POTOSí
21 de julio de 2019

timer 7 min. 23 seg.





El presidente Evo Morales entregando el sistema de agua en Villa Yocalla (año 2013)

Atrapados en la pobreza y con la necesidad de generar fuentes de trabajo, los municipios de Potosí y Villa Yocalla volvieron a enfrentarse por un conflicto de límites que ahora llega hasta el Cerro Rico de Potosí, pese a que tienen una tregua firmada  entre los alcaldes de ambos municipios.

Al igual que el resto de los municipios del país la detonante, es el conflicto de límites al que se suma la pobreza y la esperanza de arañar por lo menos algo de lo que queda de mineral en el Cerro Rico de Potosí. "La intención de Yocalla es quitarnos las áreas mineras en el Cerro Rico de Potosí. Yocalla  pretende  entrar al Cerro de Potosí  y eso no vamos permitir nunca. Así sean de la Federación de Campesinos o compañeros del municipio de Yocalla, nosotros no lo vamos a permitir", dijo enfático el alcalde de la ciudad de Potosí, Williams Cervantes.

El acuerdo firmado entre la alcaldesa de Villa Yocalla, Lidia Mamani  y el alcalde de la ciudad de Potosí, Williams Cervantes establece que mientras la Gobernación resuelve el conflicto de límites entre ambos municipios no se realizará ninguna obra en las comunidades que pretendan hacer avasallamiento  del Cerro Rico.

Desde hace diez años Villa Yocalla intenta ser dueño de una parte del Cerro  Rico de Potosí y la Laguna Tarapaya y, acusó a Potosí de avasallamiento, mientras que el municipio de la  ciudad de Potosí declaró varias veces que el Cerro Rico y la Laguna Tarapaya nacieron históricamente dentro de la ciudad de Potosí.

Para evitar un conflicto mayor, intervino el Gobierno Autónomo Departamental de Potosí, que se comprometió –en  mayo pasado- apoyar la creación del Distrito Municipal 21 en Choquevillque (Potosí) esto con el objetivo de evitar el avasallamiento de la ciudad de Potosí por parte de los municipios de Villa Yocalla y Porco. Por su parte el acalde Cervantes anunció que se presentó al Concejo Municipal la documentación para la creación del Distrito 21 y lamentó que a la fecha no se atendió este requerimiento.

“El objetivo del avasallamiento es inscribir a las empresas mineras como parte de su jurisdicción con el propósito de obtener mayores recursos económicos por concepto de regalías mineras” sostuvo el Alcalde, Williams Cervantes, al afirmar de manera contundente que el municipio de la ciudad de Potosí realizará todas las acciones para evitar este tipo de atropellos, que están fuera de la Ley.

Villa de Yocalla, es la segunda sección municipal de la provincia Tomás Frías limita al norte con Tinguipaya, al este con el municipio de Potosí que tiene 216.981 todos ligados a la minería, al sur está con Porco otro centro minero y al oeste con Urmiri. Está situada a 43 kms. de la capital y se accede por la vía troncal Potosí-Oruro.

Una vista del cerro Rico de Potosí

Cuando la minería estaba en su auge, entre los años 2007 al 2010, Villa Yocalla era un importante productor de plata y estaño; sin embargo, la caída de los precios internacionales de estos minerales ha reducido esta actividad a su mínima expresión. De los  9.600 habitantes del municipio, unos 6.000 se han quedado con la agricultura sobre todo la producción de cereales: trigo y cebada, a esto contribuye  sus microclimas que además les permite producir papa y oka que la comercializan en Potosí pero, también una artesanía fina y bien reconocida basado en el tejido ancestral con   hermosas y coloridas  gorras donde el verde y el amarillo chillan contrastados por el fucsia con el rojo y azul eléctrico, colores que se repiten en los ponchos, mantillas, aguayos, alfombras que les genera una importante  fuente de ingresos en su comercialización pero, no lo suficiente para vivir.

Yocalla  nace en el río Pilcomayo, existiendo embalses que conforman lagunas artificiales. La población es quechua y tiene vigentes sus formas de organización originaria en sindicatos agrarios.

Potosí, en cambio, es una ciudad de Bolivia, la capital del departamento tiene el mismo nombre, pero es también la primera sección municipal de la provincia Tomás Frías. Está situada en la cordillera Oriental de los Andes, al pie del famoso Cerro Rico de Potosí.  La ciudad surgió al amparo de las minas en 1544 y llegó a convertirse —con más de 150.000 habitantes en el siglo XVII— en la mayor mina y ciudad de América.

Entre enero y abril de 2019 las Regalías Mineras en Bolivia llegaron a Bs.382.127.122 menor con respecto al mismo periodo de 2018 que llegó a Bs.434.545.218. La disminución representa Bs.52.418.122 esto por la baja en la producción por la baja de los precios de los minerales que se enfrenta a nivel mundial. El departamento de Bolivia que más regalías recibe es Potosí que el 2018 llegó a Bs292.197.058 cifra que el 2019 bajó a Bs241.343.387 lo que significa una reducción de 17,4% según el Ministerio de Minería. La disminución en las regalías significa también menos empleo.

Una vista de la maquinaria de la empresa Manquiri que opera en la corona del Cerro Rico de Potosí

De los 40 municipios que tiene el departamento de Potosí, 29 reciben regalías mineras, según el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales del departamento (Senarecom). Del monto total de las regalías el 15% va al municipio y 85% la Gobernación. La empresa San Cristóbal aporta el 29% del total de las regalías mientras que las otras empresas como

Sinchi Wayra 8%, las otras 18 empresas que operan están entre el 5% y 2% y las cooperativas mineras no superan el 1%, pero contribuyen con la alta demanda de mano de obra.

El municipio de Colcha K es el que mayor cantidad de regalías recibe por la explotación que hace la empresa Sumitomo del proyecto San Cristóbal el segundo en recibir es el municipio de Potosí por la explotación de concentrados de plata y estaño que hace la empresa Manquiri-San Bartolomé en plena corona del cerro Circo de Potosí.

Aunque el municipio de Potosí está sentado sobre una enorme riqueza, al igual que en la Colonia sigue siendo el más pobre del país porque no tiene servicios básicos como alcantarillado sanitario o pluvial, tiene altos índices de consumo alcohólico y prostitución, los miles de cooperativistas mineros son los mayores explotadores de su propia tierra pues el dinero que ganan no invierten en su municipio sino, sus capitales fugan  a Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija, o en cosas suntuosas como autos de lujo, y las empresas más grades como San Cristóbal y Manquiri hacen un saqueo  similar al de la colonia y  dejan migajas a los municipios.

Lo cierto es que el cerro de Potosí sigue siendo un generador de enorme pobreza y riqueza, la vaca lechera que todos quieren ordeñar, pero nadie la quiere cuidar.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia