• close
    ORURO, 22 DE SEPTIEMBRE DE 2019

El arte de diseñar figuras en el cabello, una especialidad de Humberto

Un Quirquincho se pasea por Oruro en la cabeza de un joven

La pasión por la peluquería y la barbería, los cortes de cabello, bigotes y barbas comenzó a sus 16 años, mirando a su papá, don Silvio. Pero el dibujo y diseño de figuras comenzó con su afición a los dibujos animados que miraba en la televisión, ahora plasma su arte en las cabezas de sus clientes, niños, jóvenes y adultos, que caminan por las calles de Oruro con sus diseños.

REDACCIÓN CENTRAL
EL FULGOR.com
ORURO
30 de junio de 2019

timer 5 min. 55 seg.


El símbolo de Oruro, el Quirquincho luce en la cabeza del modelo Cristian Daniel Choque.

Desde un lobo aullando, la cara de Neymar, el 10 de la selección de fútbol de Brasil, un Picachú, flores, una orca hasta el emblemático Quirquincho, símbolo que representa al departamento de Oruro, fueron algunas de sus creaciones. Armado de sus tijeras y hábiles manos, Humberto Aserico Mejía, un joven peluquero, plasma estas verdaderas obras de arte en las cabezas de sus clientes, cual lienzo donde un pintor emplaza sus trazos.

Todo comenzó a sus 16 años, mirando el trabajo de su papá, don Silvio, un peluquero que le fue enseñando este antiguo oficio, que él aprendió en un instituto y que comenzó a desarrollar en Huanuni, donde vivieron junto a su familia antes de trasladar su residencia a la ciudad de Oruro.

Los barberos en la historia

Buscando en la red, pudimos conocer que allá por el Siglo XV, la profesión de barbero estaba estrechamente ligada a la de cirujano, como lo describe la historia que se cuenta en la página web www.machobeardcompany.com.

“En la Europa Medieval existía una peculiar profesión:  cirujano-barbero, que lo mismo cortaban la barba y el pelo que hacían sangrías, extraían muelas o blanqueaban los dientes con aguafuerte. En el siglo XV, bajo el reinado de Enrique VIII, barberos y cirujanos fueron separadas como oficios independientes, aunque los barberos aún estaban encargados de la extracción de dientes”.

Sin duda, un oficio singular por sus inicios en países europeos, donde las tijeras y los bisturíes eran las herramientas de trabajo de un barbero-cirujano, dos profesiones completamente separadas en la actualidad.

Todo un arte expresado en un corte de cabello.

De los dibujos animados a la peluquería y barbería

“Comencé a los dieciséis años, mirando a mi papá. Entonces practicaba los cortes con mis hermanitos, como me gustaba ver dibujos animados en la televisión y yo era bueno dibujando entonces fui plasmando esas figuras en las cabezas de mis hermanitos, así comenzó todo esto”, le cuenta en exclusiva a EL FULGOR.com, el joven Humberto, con mucha paciencia.

Comenta que comenzó con diseños simples, como diseñar la letra S del gran colegio Misael Saracho, donde estudiaban sus “hermanitos”. Más adelante comenzó a mirar los diseños en internet y practicar diversos dibujos e imágenes hasta que le salieran perfectas.

“Practiqué mucho, no es fácil”, dice y recuerda que hace un año participó en la “batalla de los barberos” en Oruro, donde participan especialistas en peluquería y barbería, los jurados barberos con muchos años de experiencia evalúan varias pruebas a las que son sometidos los participantes. Humberto como un joven competidor nunca se rindió y participó con determinación, y aunque aún no logró ningún premio, seguirá adelante perfeccionando sus técnicas y realizando trabajos que le den el triunfo ansiado.

Como emprendedor, comenta que logró tener su propia peluquería y barbería llamada “Shaddai”, la misma que no pudo sostener, pero que ello no le impide trabajar ahora en la barbería Mr. Barbel, ubicada en la Soria Galvarro y Adolfo Mier, donde sus clientes ya lo conocen y esperan a que él los atienda.

El joven peluquero y barbero, es un miembro del Sindicato de Peluqueros de Oruro, la tierra que no lo vio nacer porque él es Potosino, pero que lo vio crecer desde que era un bebé y lo ve triunfar ahora, diseñando figuras emblemáticas como el Quirquincho, que presentó en el desfile donde le entregaron su certificado de competencias.

El nombre de una reconocida marca de zapatillas deportivas.

Orgulloso de ser certificado

Vimos su arte en un desfile que se presentó en un acto de certificación de competencias del Ministerio de Educación, realizado en el hall de la Gobernación de Oruro, donde Humberto recibió su certificado de competencias del Sistema Plurinacional de Certificación de Competencias (SPCC), institución pública que valora y certifica lo aprendido en “la universidad de la vida”.

Desde el 2008, el SPCC cumple el mandato de reconocer y certificar los conocimientos, aprendizajes y experiencias de los trabajadores y productores que aprendieron un oficio en la vida. Todo un proceso que comienza con la construcción de un Mapeo de la ocupación, pasando por la construcción de un Estándar Ocupacional, la Evaluación y finalmente la Certificación, que no es otra cosa que la entrega del certificado, que se realiza por lo general en un acto público.

“Me siendo muy feliz y agradecido con todas las autoridades que hicieron posible esta entrega de certificados”, dice, al reconocer con humildad que sus conocimientos y destrezas con las tijeras los aprendió en varios años de trabajo y con la práctica de su trabajo diario.

El símbolo del amor, un corazón.

Este certificado es un documento oficial, que lleva la firma del Ministro de Educación Roberto Aguilar, como máxima autoridad del sector, el mismo ayuda a los trabajadores y productores no sólo a decir que ellos saben hacer algo y tienen experiencia, sino también les brinda estabilidad laboral, les sirve como un respaldo para la obtención de créditos productivos, a crear emprendimientos propios y otros beneficios que aportan al sector productivo y de servicios.

Hasta la fecha el SPCC ha evaluado y certificado a más de 66.000 trabajadores y productores a nivel nacional, gracias a la construcción de 164 Estándares Ocupacionales construidos con organizaciones sindicales, instituciones públicas, organizaciones sociales, organizaciones de productores y de trabajadores, que trabajan junto a técnicos del SPCC y otras instancias.

En clave de Sol.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia