• close
    ORURO, 29 DE OCTUBRE DE 2020

La Policía celebra 193 años de su creación con el reto de revertir la adversidad


Máximo Espinoza
EL FULGOR.com
LA PAZ
30 de junio de 2019

timer 7 min. 7 seg.





La policía asciende al grado honorífico de Sargento a Zenobio Mamani, de 81 años de edad.

Han transcurrido 193 años desde aquel momento histórico, en que el Mariscal Antonio José de Sucre, en el año 1826, signara con su puño y letra, la partida de nacimiento de lo que hoy es, la fuerza del orden y la ley, pilar fundamental de la nacionalidad y del desarrollo patrio.

El aniversario que se desarrolló con el tradicional “paso de parada” en el Cambódromo de la ciudad de Santa Cruz, fue realzado por el presidente, Evo Morales Ayma, ministro de Gobierno, Carlos Romero, Comando en Jefe de las FFAA y agregados policiales acreditados en Bolivia.

El comandante general de Policía, Gral. Vladimir Yuri Calderón, declaró a EL FULGOR.com que este aniversario fue propicio para reflexionar y evaluar la labor y acción profesional encomendada constitucionalmente, que permite reafirmar y fortalecer los principios y doctrina institucional que promueve la esencia de esa vocación de servicio inculcada en la formación policial.

Para el general, hablar de la historia de la Policía Boliviana es rememorar la vida institucional, que se inició hace 193 años con la sabiduría innata, propia de gente visionaria y líderes de nobles sentimientos como el Mariscal Antonio José de Sucre, con quien nacía una de las instituciones que a la postre se constituiría en una de las entidades fundamentales del país con doctrina, principios y valores bajo una visión y misión estricta de servicio comprometido con su pueblo.

En esta magna fecha rindió tributo y justo homenaje a quienes ofrendaron y dedicaron íntegramente sus vidas para consolidar el crecimiento de una de las instituciones fundamentales del Estado, en el cumplimiento de su misión y deber, buscando la protección y el bienestar de su pueblo.

El comandante general de la Policía, Gral. Vladimir Yury Calderón Mariscal.

REFORMAS

El aniversario encuentra a la Policía en proceso de profundas reformas estructurales con medidas técnicas, administrativas y operativas, cuyos modernos sistemas de control interno y de formación especializada fortalecerán el trabajo e imagen que genera la institución del orden ante la sociedad en su conjunto, remarcó.

Considera la Policía como institución fundamental del Estado, tiene la firme convicción de seguir trabajando, bajo la dinámica de la planificación participativa con un sentido profundo de la responsabilidad compartida.

A su juicio, este es el mejor ejemplo de trabajo mancomunado. Entre las medidas, anotó la convocatoria abierta para elaborar un nuevo plan de carrera, diseñar el programa de ética e integridad en la Policía con el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas.

FORMACIÓN PROFESIONAL

Se crea la comisión interinstitucional para revisar los procesos en trámite, impulsar la reforma integral del sistema educativo de la Universidad Policial con apoyo de los expertos europeos de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP).

En homenaje a los 193 años de creación, la policía realizó una feria preventiva.

CONTROL SOCIAL

En la lucha contra el crimen organizado, dijo que se privilegiará todas aquellas acciones que acerquen el quehacer policial con la gestión y organización comunitaria a través del control social, como únicos mecanismos que permitirá prevenir y reducir los altos índices del crimen y la delincuencia.

Para el general Calderón, la Policía tiene la obligación de evitar y desterrar todas las prácticas destinadas a alimentar el temor, la intimidación, la desconfianza o el miedo policía-ciudadano.

Para dicho objetivo, Policía-Ciudadano deben avanzar juntos, desde la comprensión, la mutua confianza, respeto, sobre todo, en el cumplimiento de la ley, con alto espíritu de servicio a la sociedad que precisa agentes con alto grado de profesionalismo, mostrando una imagen corporativa, como resultado del cambio de actitud del funcionario policial, en pensamiento, sentimiento y acción.

NO HAY CRISIS

Aseguró que la Policía Boliviana hoy más que nunca está fortalecida y señaló que “es mentira” que haya crisis en la institución, porque “cinco o seis malas conductas de malos policías no pueden opacar el verdadero honor que tiene la institución de servir a su pueblo”.

Dejó establecido que la Policía cuenta con 40.000 hombres y mujeres dedicados a resguardar la seguridad de los estantes y habitantes en todo el territorio nacional.

“Tengan la seguridad que los servidores policiales desde su comandante general hasta el último policía en todo el país se encuentran comprometidos para trabajar intensamente junto a la sociedad para asegurarles crecimiento y desarrollo armónico”, indicó.

Bomberos capacitan a policías de unidades policiales como sofocar el fuego.

CERO TOLERANCIA

Advirtió que no se tolerará y ni protegerá “inconductas”, y que los malos policías serán dados de baja y se les seguirá procesos disciplinarios ágiles.

“Vamos a continuar en este proceso de moralización de cuadros policiales, vamos a dar de baja a malos policías, esa es la política del Comando General de la Policía”, puntualizó.

Nos aseguró que la institución será la primera en denunciar y constituirse en parte querellante ante el Ministerio Público en casos que afectan la imagen institucional.

Para ello, dijo que remitirá al Ministerio Público antecedentes para que por la vía penal se investiguen a los malos servidores policiales, sean sancionados y enviados a centros penitenciarios del país.

Para el general, la comisión de delitos por parte de servidores policiales es atribuible al fuero interno de cada persona, que no involucra a la institución policial.

GRADO HONORÍFICO

El 13 de junio, Zenobio Mamani, de 81 años, quien por muchos años reguló el tránsito vehicular en la zona de Mallasa, al Sur de la ciudad de La Paz, recibió el Grado Honorífico de Sargento de la Policía, además de la condecoración en el Grado de Caballero de la Policía.

“Le hemos traído una condecoración al Grado de Caballero y lo que más quería, un uniforme de su Policía Boliviana, además le estamos dando el grado de sargento para que a partir de la fecha pertenezca a las filas policiales”, dijo el general.

Mamani, por su avanzada edad presenta algunas dolencias y se encuentra internado en el hogar de personas de la tercera edad, “Rosaura Campos”.

Explicó que los estatutos y los reglamentos internos de la Policía permiten reconocer y conceder el grado honorífico a aquellos ciudadanos que brindan su servicio “desinteresado” a la sociedad.

A partir de ahora Zenobio es un sargento de la Policía de manera honorífica y así lo vamos a considerarlo hasta los últimos días de su vida, apuntó.

En el acto compartieron un desayuno con Zenobio, además con personas de la tercera edad acogidas en ese hogar de ancianos.

“No se necesita ser policía para hacer cumplir y hacer respetar las normas y las leyes, pero vamos a velar por su seguridad, salud y estadía en este hogar” dijo luego de entregar alimentos, vituallas, un tubo de oxígeno y una silla de ruedas al hogar.

La policía encara la reestructuración institucional separando de sus filas a malos funcionarios.

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia