• close
    ORURO, 29 DE OCTUBRE DE 2020

La mujer víctima de la recesión mundial


Wálter André Morales
Especial para EL FULGOR.com
UYUNI
23 de junio de 2019

timer 7 min. 55 seg.





Mujeres trabajando en un mercado.

La recesión económica mundial, elevó los despidos y las más afectadas son las mujeres, la segregación de la mujer en empleos subvalorados mantiene una diferencia salarial entre los sexos, que llega a una media mundial de 30 a 40 por ciento. Ha disminuido la discriminación en las leyes, pero el acceso de la mujer a educación, recursos productivos y toma de decisiones sigue siendo limitado.

Según cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU) hay 328 millones de mujeres activas. Entre un 10 y un 20 por ciento es económicamente productivas, pero no está incluido como parte de la fuerza de trabajo a las tareas domésticas y el cuidado de la familia no se le ha asignado en el PNB de un país, el valor agregado seria de un 25 a 30 por ciento.

Actividad y participación económica son términos más amplios que fuerza de trabajo o empleo, los cuales pasan por alto algunas actividades.

La OIT recomienda estas nuevas definiciones para medir el empleo en forma más precisa, por ejemplo, una encuesta en la India arrojo que el 13 por ciento de las mujeres eran asalariadas, pero al aplicar este criterio de la OIT, se concluyó que el 88 por ciento de ellas son económicamente activas.

ECONOMÍA FORMAL E INFORMAL

El auge de la mujer en la economía formal e informal esta actualmente descendiendo debido a la recesión económica, pues a la hora de reducir empleos son las primeras afectadas.

Este es uno de los puntos que fue analizado en la segunda conferencia mundial de mujeres, realizada en septiembre de 1992 en Singapur. El informe de la Internacional de Servicios Públicos fue titulado "Caminos hacia el poder".

Resulta apropiado ofrecer una síntesis de lo tratado en la última conferencia internacional, varios factores, entre los que destaca la necesidad de mayores ingresos, lanza a la mujer a ocuparse de actividades productivas. El sector de servicios ha sido su principal empleador, hasta alcanzar el 71 por ciento en américa Latina y el Caribe.

Se las emplea en tareas monótonas de alto coeficiente de marco de obra, que requieren un reducido nivel de calificación, lo que se atribuye, por un lado, al dominio masculino en la producción industrial y, por el otro, a la percepción social de que tareas como limpieza, restauración, enseñanza y cuidados, corresponden el tradicional papel de la mujer.

Secretaria de una Unidad Educativa.

Hasta hace poco tiempo la ausencia de la participación femenina en la historia de nuestro país era notoria, los manuales resaltaban aquellos que, en general, era obra de algunos hombres actualmente se están abriendo las puertas que resulta ser, a todas luces, fascinante y, sobre todo, determinante para la comprensión del desarrollo de las sociedades que ocuparon nuestro territorio.

Lo importante de este hecho es que, además, da a las mujeres cansadas ya de lamentar la dura realidad cotidiana, la posibilidad de constatar que, tanto ayer como hoy, han sido y seguirían siendo un factor fundamental en los diferentes procesos que se han forjado en nuestra historia.

Si bien es cierto que no podemos negar el lado negativo de estos procesos en los que la mujer es, hasta la actualidad presa de condiciones estructurales que la ponen en situaciones de marginalidad, violencia y discriminación, también es importante que nos hagamos conscientes de la importancia del papel positivo que le ha tocado desempeñar en la sociedad.

Este hecho es aún más patente cuando hablamos de la mujer andina, la cual es y ha sido la verdadera protagonista de nuestra historia, por ello es bueno resaltar algo de lo que fuera la participación de estas mujeres  en el pasado. Desde tiempos prehispánicos el factor femenino en el pasado jugo un rol de vital importancia en la manera en que los habitantes del Ande estructuraron sus sociedades, a nivel religioso, las Diosas femeninas (Tierra, Agua, Luna) fueron las que de alguna manera garantizaban a través de la fertilidad, la continuidad de la cohesión social de los ayllus. Esta garantía se reproducía a nivel de las mujeres de estas organizaciones indígenas, ya que de ellas dependía la reproducción humana y la organización del hogar.

La segregación de la mujer en empleos poco valorados, explica la diferencia salarial entre sexos, que llega a una media mundial del 30 al 40 por ciento.

El informe que cita declaraciones de la ONU, apunta que incluso en este organismo solo un tres por ciento de los puestos superiores y ocho de los administrativos son ocupados por mujeres.

En la última década creció el desempleo de las mujeres "Siguen siendo las últimas en beneficiarse de la ampliación del empleo y las primeras en sufrir cuando los empleos se recortan".

La crisis económica mundial y las exigencias del pago de la deuda de los países en desarrollo, en los que  se introdujeron  programas de estabilización y reajuste estructural como condición previa a los préstamos del FMI y el Banco Mundial obligaban a los gobiernos a reducir los gastos en salud, educación, transporte y vivienda. Los despedidos afectan particularmente a los trabajadores de los grados inferiores y entre ellos hay un gran número de mujeres.

En la mayoría de los países hay discrepancias en el número de mujeres en el gobierno central y las empleadas en organismos estatales. El primero paga mejor y exige personal calificado.

Las mujeres son mayoría en los niveles inferiores de calificación. Los docentes en escuelas primarias son mayormente mujeres; los profesores universitarios hombres, entre los médicos, geriátricos hay una alta proposición de mujeres, no así entre cirujanos.

La escasez de datos sobre remuneración, especialmente desglosada por sexos, es mayor en los países en desarrollo, aunque la mayoría de ellos han perdido su valor debido a las   devaluaciones monetarias y a la inflación.

La doble jornada es identificada en todo el mundo como un obstáculo importante para la participación plena de la mujer en el mundo laboral, solucionar esto requiere que existan facilidades para el cuidado de los niños en el lugar del trabajo, negociar licencias, incluyendo la interrupción de carrera, entre otras medidas.

Hay distancia entre la teoría y la práctica se ha disminuido la discriminación en las las leyes, pero sigue siendo limitado el acceso de la mujer a la educación, los recursos productivos, la toma de de decisiones y el mejoramiento en las condiciones de trabajo.

Mujer campesina preparando "Tostado" para vender.

LA MUJER EN EL TIEMPO

EN LO POLÍTICO. -  En lo político se sabe que las mujeres podían participar en acciones de guerra, con apoyo de sus maridos, se tiene también noticias de mujeres que ocupaban puestos de poder dentro sus comunidades.

EN LO RELIGIOSO. - Son las mujeres las que, de alguna manera defendieron mas fervientemente sus antiguas costumbres, creencias, salvaguardando así su identidad étnica, no es casual la persecución religiosa haya sido más rigurosa con ellas, sobre todo con las que desempeñaban como curanderas y parteras a las que las llamaba brujas.

EN LA COLONIA. - Durante el ocaso del régimen español fue notable la participación de la mujer en las grandes rebeliones indígenas, en apoyo de los ejércitos tanto de Tupac Amaru como de Tupac Catari, actuaron mujeres como Micaela Bastida, Bartolina Sisa y Gregoria Apaza.

EN LA INDEPENDENCIA. - En esta época fue importante el papel de las mujeres que lucharon por la libertad como Juana Azurduy de Padilla, quien llegó a parir en pleno campo de batalla, el heroico papel de las mujeres cochabambinas que un 27 de mayo de 1812 se enfrentaron valientemente al ejército español.

EN LA REPÚBLICA. - La mujer tanto la del campo como la de la ciudad. ha sabido conservar su agresividad como característica natural, siendo común verlas dominando en los mercados y calles, liderizando sindicatos, confederaciones, clubes de madres, actualmente participando en la vida política, ofrendando inclusive su vida como aquel 21 de diciembre de 1.942 cuando en los campos de Catavi  es muerta María Barzola que junto a otras mujeres defendieron el derecho a una vida mejor para sus hijos.

La mujer antes de ser madre es mujer, ese bello regalo de Dios que muchos no saben valorar, en los últimos tiempos se han dictado leyes y normas para protegerlas las que lamentablemente no se cumplen. 

 









ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia