• close
    ORURO, 21 DE OCTUBRE DE 2020

CAPUZ CULTURAL

La idealización de Genoveva Jiménez Aguirre de Tovar


Maurice Cazorla Murillo
EL FULGOR.com
ORURO
16 de junio de 2019

timer 4 min. 52 seg.




Hace pocos días, se presentó en el Colegio Genoveva Jiménez un hecho singular, la preocupación de tener un retrato de la persona cuyo nombre lleva el establecimiento. Motivó a que desde la Dirección se hayan movilizado para poder lograr este objetivo, encargado por Josue Robles como parte de la Junta Escolar a un artista local de gran trayectoria por su pincel, ofreció al Colegio un hermoso retrato de Genoveva Jiménez.

Lamentablemente, carecemos de una imagen fotográfica de la distinguida dama, y por ende se tuvo que realizar una construcción “ideal” de su apariencia, tomando en cuenta varios aspectos.

Así como no se tiene una imagen precisa, desconocemos también el motivo de esta nominación y la trascendencia de la distinguida dama, de la cual nos ocuparemos en este espacio.

Genoveva Jiménez de acuerdo a algunos estudios, particularmente el publicado por Josermo Murillo Vacareza en la Revista Municipal de 1959 y Carlos Condarco Santillan en la Historia de la Literatura del Siglo XIX publicado en 1976, nos orientan históricamente sobre sus antecedentes y su obra.

Nació el 3 de enero de 1843, siendo hija de Juan Jiménez, militar del ejército libertador y de Gertrudis Aguirre, pariente del prominente escritor cochabambino Nataniel Aguirre. La tradición oral, nos orienta que su residencia se ubicaba en el antiguo barrio de Santo Domingo. Siendo muy niña, ya destacaba en la composición de poesía y la lectura de su obra en funciones teatrales, arte casi desaparecido.

Retrato de Genoveva Jiménez elaborado por el artista orureño Wilson Zambrana Delgado

Su hermana Higinia, dotada de melodiosa voz de soprano, tocaba el piano o la guitarra, y a veces acompañaba en las lecturas de su hermana Genoveva.

En su juventud, se casó con el eminente ciudadano Emeterio Tovar, que posteriormente fue ministro de Estado en el Gobierno de Mariano Baptista Caserta.

Sin embargo, Genoveva no solo destacaba por sus dotes de poetisa, sino que, entre los registros de nuestro Archivo Histórico Municipal, la encontramos como profesora de primeras letras de la 3ª y 4ª clase del Colegio de Educandas que funcionaba en el antiguo Beaterio en el año de 1865.

Casualmente, este año, marcaría un hecho doloroso: el levantamiento de Oruro de 1 de junio de 1865, ya publicado en este medio. Se enfrentó el vecindario de la ciudad contra las tropas Melgarejistas, y entre las bajas se encontraba su hermano Rufino Jiménez. Fue tal la impresión, que le dedicó un verso muy sentido, del cual compartimos un fragmento:

AL DEFENSOR DE LA LEY
Dr. Rufino Jiménez, mártir del  1º de junio de 1865
Al golpe furibundo del destino
Jiménez terminó su corta vida
Murió cual héroe de la lid reñida
Apenas dando un paso en su camino

La obra de Genoveva Jiménez, no encontró compilación, y se constituye en un importante trabajo de investigación reunir toda su obra y conocer el espíritu de esta intelectual, que puede compararse con vates de la época e incluso con Adela Zamudio. Lamentablemente, cuando pudimos conocer más de sus composiciones Genoveva Jiménez trunca su vida, falleciendo a los  33 años.

El establecimiento que ahora lleva su nombre, se fundó por la creciente cantidad de alumnas de la Escuela de Niñas Donato Vásquez, que promueve un “desdoblamiento” el 16 de marzo del año 1959, y a sugerencia del presidente de la Unidad para el Progreso de Oruro Josermo Murillo Vacareza el nuevo establecimiento lleva el nombre de esta importante poetisa orureña del siglo XIX.

Nuestra familia tiene un singular vínculo con el establecimiento, en una oportunidad se donó la bandera Rojo Carmesí, la cual actualmente ostenta en los desfiles escolares. Agradecemos a la Directora Lic. Nancy Ballesteros, por la cordial invitación en el acto de descubrimiento del retrato, pero las actividades laborales impidieron cumplir este objetivo.

Con estos antecedentes, debemos destacar el hermoso retrato elaborado por Wilson Zambrana, quien nos refiere que para él fue importante descubrir la imagen y construir el rostro por la limitación de la fotografía que no existe de Genoveva Jiménez. En ese tiempo, la fotografía era escasa en Oruro.

La inspiración para Wilson Zambrana de conocer un poco de su historia, su parentesco con Nataniel Aguirre, orientaron un poco en su fisonomía. Destaca el hecho que fue testigo de la inauguración del monumento que se yergue en la colina del Conchupata en el gobierno de Belzu en 1848, que seguramente la impresionó en su corta edad.

Wilson nos comparte la inquietud que muchos personajes históricos no cuentan con un retrato, existe la necesidad de ponerles una “cara”, lo cual llena de satisfacción al artista por esta magnífica obra, que se mantendrá perenne en el tiempo y otorgar a Genoveva Jiménez Aguirre de Tovar, una imagen, aunque no exacta, pero aproximada en una representación ideal de su fisonomía. Nuestro eterno reconocimiento y gratitud por esta obra a Wilson Zambrana Delgado.

Para concluir esta referencia, citaremos un fragmento de su obra que nos inspira en nuestro arraigo por esta hermosa tierra:

Sostengamos en alto orureños
La gentil tricolor oriflama
De esta Patria adorada que inflama
En sus hijos tan noble valor.

 





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia