• close
    ORURO, 16 DE SEPTIEMBRE DE 2019

En medio de osamentas, cactus y chullpares, se levanta Alcaya, la ciudad de piedra de los andes

El paisaje es un regalo para los privilegiados caminantes que llegan hasta ese lugar que tiene historia ancestral y perdura al paso del tiempo.

Por Gabriela Saavedra Rivero
Especial para EL FULGOR.com
ORURO
16 de junio de 2019

timer 3 min. 16 seg.


Imponente vista de la ciudadela de piedra

El brillo blanquecino en las espinas de los imponentes cactus en medio de la paja brava atrapa la atención y las miradas en este ecosistema diverso y gran complejo arqueológico que data de hace 3 mil años antes de Cristo, cuyos vestigios aún evidentes de ruinas, restos óseos en chullpares encierran diversas leyendas y toda la historia de la ciudad de piedra Alcaya

La comunidad milenaria extendida aproximadamente sobre 100 hectáreas cargadas de energía, misterio y magia la consideran la ciudadela arqueológica más importante en el departamento de Oruro.

Ascenso místico a los chullpares hacia el mirador

A 20 minutos del municipio de Salinas de Garci Mendoza aproximadamente a 250 kilómetros al Sur de la ciudad de Pagador, se levanta un impresionante campo dorado en medio de las ruinas de una de las civilizaciones andinas más antiguas del país, donde la organización de sus casas muestra la jerarquía vivencial de los Chullpas, siendo los de la alta alcurnia quienes ocupaban la parte superior de los cerros Panturrani y Taypi Qollu, mientras la parte baja era destinada a las clases más humildes.

Para llegar al mirador ubicado en la cima de los dos cerros, se debe recorrer un interesante y muy espiritual ascenso por gradas naturales, en el trayecto se puede observar esqueletos casi intactos que permanecen en posición fetal en las hendiduras rocosas. Muchas osamentas se encuentran al descubierto, otras bajo tierra.

La ciudad de piedra en medio de un especial y mágico ambiente

Algunos cráneos y huesos son objeto de culto por los comunarios de la zona que les convidan cigarro y coca, y a manera de “peaje” se dejan monedas para permitir el paso entre ellos.

Al llegar a la cima no solamente se puede apreciar la ciudad entera, también se puede sentir claramente una energía vibrante y diferente a momento de disfrutar de un clima tibio peculiar que a pesar de encontrarse a más de 4.000 metros de altura permite el cultivo de maíz, quinua, papa, distintas hortalizas, verduras y frutas.

Constantemente conservada por los comunarios, la ciudad de piedra envuelve muchos misterios aun no estudiados a profundidad, siendo los chullpares, las piezas de trabajo, cerámica, herramientas, utensilios, tejidos y artesanías preservados por la comunidad, porque se constituye en fiel evidencia de esta milenaria cultura encontrada en medio del Salar de Thunupa (salar de Uyuni) y el salar Coipasa.

Hendiduras rocosas naturales con esqueletos intactos

La ciudad de piedra realza la gran riqueza cultural arqueológico del departamento de Oruro del que muchos ciudadanos no conocen y es potencial de una bellísima opción turística y sentirse orgullosos de nuestras raíces.

La maravillosa experiencia de sentir el viento y la luz del sol que irradia energía van de la mano con la inigualable vista llena de Casas de piedra en medio de gigantescos cactus y crean un ambiente totalmente pasivo sin interrupciones ni conexiones inalámbricas para disfrutar el momento y la magia que solamente puedes encontrar en Alcaya.                                                   

A modo de respeto y petición de ingreso se rinde culto y a manera de “peaje” se deja monedas en los cráneos




ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia