• close
    ORURO, 22 DE SEPTIEMBRE DE 2019

FEPO: Lo informal está matando la industria nacional

El “Hecho en Bolivia, consume lo nuestro” queda en discurso, y la falta de políticas de incentivo, la inseguridad jurídica y desaciertos de autoridades expulsan a las industrias de Oruro

Patricia Barriga Flores
El Fulgor.com
ORURO
26 de mayo de 2019

timer 5 min. 13 seg.


Terreno que según informe del exalcalde Edgar Bazán cedió a la Gobernación para el Parque industrial en Socamani

“Lo informal nos está matando”, fue una de las expresiones del presidente de la Federación de Empresarios Privados de Oruro (FEPO), Germán Rioja cuando se le consultó en qué situación se encuentra el empresariado en nuestro país.
“Más del 65 por ciento del comercio en Oruro es informal, las autoridades no hacen nada”, sostuvo Rioja.

La importación de productos chinos y el contrabando son los que permiten que exista la informalidad en los mercados, pero a esto se suma que la preferencia de las instituciones del Estado, es a los productos importados, contratando empresas extranjeras, en perjuicio de los trabajadores bolivianos, cuyas empresas penden de un hilo para no caer, quedando así en teoría el “Hecho en Bolivia, consume lo nuestro” o la marca país, que fue creada para incentivar la producción nacional.

A raíz de una manifestación de los trabajadores de una empresa de acero de nuestra capital se conoció que se deja de lado esta política que debía supuestamente fomentar lo nacional.

El secretario de Conflictos de la Central Obrera Departamental (COD) y representante de los Fabriles en Oruro, Pedro Challapa sostuvo que no es la primera vez que las instituciones públicas en otros departamentos, prefieren los productos de empresas foráneas, y no así los hechos en el país, que llevan la certificación correspondiente a la calidad.

"Se direccionan las licitaciones, nos ponen trabas cuando cumplimos con todos los requerimientos, nosotros cumplimos con las normas nacionales, y argumentan una serie de cosas, cuando incluso ya se ganó la licitación. Existen intereses personales en desmedro de los trabajadores bolivianos”, expresó el dirigente codista.

La ciudad de Oruro no cuenta con un Plan de Ordenamiento Territorial actualizado.

PARQUE INDUSTRIAL

Lejos de incentivar el establecimiento de empresas en Oruro, las autoridades municipales emiten una normativa que prohíbe el asentamiento de industrias en el sector de Vinto, anteponiendo esta determinación a decretos nacionales que declararon a todo ese espacio como zona industrial de Oruro.

El presidente de la FEPO, manifestó que lo único que piden es un terreno en el que se establezca el parque industrial, porque “si un pueblo no tiene industrias no crece y tampoco hay trabajo para los profesionales”.

“Es lamentable ver que las autoridades no pueden hacer nada ante el loteamiento que existe en los diferentes sectores en Oruro, y esa presión hace que la industria se vaya. Tenemos 7 mil hectáreas de tierras fiscales, y 1.800 hectáreas en Socamani, pero no se quiere ceder nada a la industria, eso sí, gozan de muy buena salud económica los que venden terrenos, por qué no se investiga a estos vendedores de terrenos, entre los que se encuentran muchos exdirigentes, políticos, y gente del municipio. Si hubiera una capacidad de nuestras autoridades para dotar de terrenos para el parque industrial tendríamos trabajo, porque por lo menos 6 empresas están esperando ese parque para instalarse, ¿por qué en Oruro?, porque directamente se puede exportar. La informalidad nos va carcomiendo”, señaló Rioja.

Varios factores influyen para que las industrias abandonen Oruro.

Por su parte Challapa, refirió también que grandes empresas como Zamora, Hilbo, Salvietti y otras fueron cerrándose por la falta de fomento a estas inversiones, y que las pocas que quedan pueden correr el mismo destino, y buscar otros departamentos, como Cochabamba o la misma ciudad de El Alto, en la que cuentan con leyes que les dan facilidades arancelarias, y espacios con seguridad jurídica, en los que pueden establecerse sin el temor de que mañana sean desalojadas por las construcciones de viviendas, como ocurre en Oruro.

“El Decreto Municipal 058 establece la prohibición de nuevas industrias pesadas en el sector de Vinto, y lo más triste es que tenemos el plan regulador de 1976 que está vigente porque no hay otro, la Ordenanza Municipal 32/77, tenemos un decreto supremo donde dice que Vinto es zona industrial, esto emitido por el entonces presidente Hugo Banzer, pero contrariamente las autoridades municipales permiten asentamientos humanos y prohíben las industrias”, señaló Challapa.
Según se informó, el presidente Evo Morales, ofreció a los empresarios privados de Oruro, la construcción del muro perimetral para el parque industrial, siempre y cuando consigan un terreno, con los servicios básicos.

“Nosotros vemos optimo el lugar de Socamani para instalar el parque industrial, porque cerca estará una de las estaciones del tren bioceánico, además estará cerca del aeropuerto, y será el lugar de concentración para la producción que llegue del oriente como del Sur del país”, refirió Rioja.

Sector industrial de Huajara

MINERÍA

En cuanto a la industria minera, se asegura que no hay una política minera, que se hacen reformas cada 6 meses, que en el campo ven que existe una mina, lo que se hace es avasallar, por lo tanto, no se deja surgir a los empresarios mineros.
“La producción de Vinto es menos que la de antes, pese a contar con el horno Ausmelt, al igual que la producción en Huanuni, donde se han dado cuenta que no se puede tener un coche con tres choferes, Huanuni produce menos que antes, porque en Bolivia lamentablemente nos ponemos el zapato y luego el calcetín”, expresó Rioja.





ElFulgor.com © 2016-2019 Oruro, Bolivia