• close
    ORURO, 18 DE AGOSTO DE 2019

CAPUZ CULTURAL

Homenaje del Colegio Nacional Simón Bolívar a sus caídos en la Guerra del Chaco

ORURO | Maurice Cazorla Murillo | EL FULGOR.com | 04 de agosto de 2019

timerTiempo estimado de lectura: 6 minutos, 12 segundos

Escuadra Sargento Flores de Infantería rememorando a los alumnos que el Colegio Nacional Simón Bolívar ofrendó en la Guerra del Chaco

En ocasión del cese de hostilidades de la Guerra del Chaco, el 14 de junio de 2017, se tuvo la iniciativa a partir de la Sociedad de Historia de la Guerra del Chaco, de recrear la despedida de los estudiantes del Colegio Bolívar por sus madrinas de Guerra. Esta recreación, se la hizo sin uniformes y con algunos detalles no ajustados al contexto histórico; sin embargo, la buena respuesta de los directores del Colegio Bolívar y Pantaleón Dalence, permitió en aquella ocasión, promover este hecho.

La salida del establecimiento con la banda de guerra, el paso por la calle Bolívar llamando la atención del peatón ocasional y además de la buena disposición de la Empresa de Ferrocarriles, permitió llegar hasta los andenes y recrear este emotivo hecho: la despedida de las madrinas de Guerra del Colegio Pantaleón Dalence, a los estudiantes del Colegio Bolívar que se iban al frente de batalla, tal como sucedió en 1932.

No se pudo replicar la iniciativa la gestión 2018 ni en este año, por muchos factores, entre ellos el más importante, la carencia de uniformes de la Guerra del Chaco.

Esta gestión, teniendo en la dirección del establecimiento del Colegio Bolívar al profesor Waldo Virhuez, quien apoyó también la iniciativa del año 2017, luego de una conversación con el autor de esta nota; juntamente con plantel docente y miembros de la Junta Escolar, bajo la presidencia de Ramiro Ríos y Sandro Cayoja, decidieron recrear una escuadra de estudiantes del Colegio para elevar un homenaje a los estudiantes del establecimiento que en la época de la Guerra del Chaco, fueron convocados para defender la Patria.

Plantel docente y estudiantes en este tiempo desfilaron delante del frontis del establecimiento y luego bajaron por la calle Bolívar dirigiéndose a la Estación del Ferrocarril y así recorrer la larga travesía hacia los fortines en el Chaco. Sus madrinas de Guerra, estudiantes del Liceo Pantaleón Dalence, les ofrecieron sus “detentes” en el pecho y prometieron escribir cartas para llevar el consuelo desde el lejano hogar hasta las trincheras.

Muchos de ellos no volvieron, testimonio de ello, sus nombres se inmortalizan en una placa de bronce en el hall del Establecimiento: Julio Saavedra Cortez, Walter Sánchez Alcalá, Alberto Heredia Pérez, Alberto Roco Piérola, Felipe Rivera Marín, Mario Fuentes Arias, Jorge López Rivas, Simón del Barco, Luis Müller y Luis Vargas, como dice la placa “Muertos en la guerra del Chaco”.

Estandarte patrio del Colegio Nacional Simón Bolívar con el cordón del Ejercito de Bolivia como reconocimiento a su aporte y sacrificio en la Guerra del Chaco

Jesús Elías, miembro también de la Sociedad de Historia de la Guerra del Chaco, nos comparte que el nombre que se le dio a la unidad formada por los estudiantes, fue “Batallón Sargento Flores”, tomado de su grupo Scout que también se llamaba de esta manera como un batallón de Infantería, rememorando el pasado donde gobiernos de turno tomaban de las aulas a los adolescentes que sirvieron en muchos casos como carne de cañón en las revoluciones de Bolivia. La infantería, se convierte en un antecedente histórico de este colegio por su trascendencia en el siglo XIX.

Si bien la idea inicial fue armar una Escuadra con doce estudiantes, abanderado y sus escoltas, se prevé a futuro aumentar el número. Las consideraciones para ser parte de esta importante escuadra, tuvo exigencias importantes. Se recibieron solicitudes, pero debía evaluarse promedio, disciplina y puntualidad en los postulantes para ser parte de esta Escuadra, que además componen alumnos de diferentes cursos. El conformar esta Escuadra, se convierte en un altísimo honor, porque ocupan simbólicamente el puesto de quienes acudieron a cumplir con su deber con la Patria.

EL plantel docente se movilizó con esta iniciativa, la profesora Betty Soto coordinó con los estudiantes y además con los padres de familia para la confección del uniforme. Los estudiantes se tuvieron que regir a la preparación en disciplina para esta escuadra bajo la orientación de los profesores de Educación Física Jaime Zeballos y Edmundo Aguayo.

Los fusiles fueron elaborados por los profesores de Carpintería, Napoleón Ledezma y en mecánica por el profesor Marco León, complementando con un gran detalle a la escuadra el cual es el armamento.

La Escuadra fue estrenada en el desfile de aniversario en la noche del 23 y el 24 de julio. profesores, estudiantes y ex alumnos se sorprendieron con esta iniciativa que al principio fue observado, pero al explicar el sentido de homenaje que tenía el establecimiento, todos reconocieron como acertada la iniciativa. Esta escuadra se presentará en el desfile escolar de agosto, por lo que ya genera expectativa.

El comandante de la Segunda División de Ejército, General Jorge Marañón Baldivieso, manifestó su beneplácito y promoverá el apoyo a través de una resolución que respalde este homenaje. Debemos anotar, además, que el Colegio Nacional Simón Bolívar, es uno de los tres establecimientos a nivel nacional que ostenta en su estandarte el Cordón del Ejercito de Bolivia, y es el único colegio en Oruro que puede tomar la licencia de representar el uniforme militar del Ejército de Bolivia en el periodo de la Guerra del Chaco precisamente por el aporte que hizo durante ese conflicto bélico con sus estudiantes y además profesores que también asistieron al llamado de la Patria.

Esta representación, debemos aclarar no es ninguna distorsión y se constituye en un homenaje a quienes tomaron el fusil y se fueron al Chaco a defender la Patria. En la siguiente gestión, esperemos poder recrear con esta Escuadra en el homenaje anual del Cese de Hostilidades de la Guerra del Chaco el 14 de junio, la despedida junto a sus madrinas de guerra del Liceo Pantaleón Dalence, para que las generaciones comprendan el valor histórico y el fervor patriótico de sus estudiantes de ese tiempo por servir a la Patria.

Muchos estudiantes no volvieron y aún sus restos descansan en el campo de nadie de lo que fue el Chaco Boreal y esta es una manera de recordarlos.

Los impulsores del proyecto de homenaje de la Guerra del Chaco encabezados por su director Prof. Waldo Virhuez

 


Página vista 774 veces








ElFulgor.com © 2016-2018 Oruro, Bolivia